33 detenidos por la Guardia Civil en una operación antidroga en Santander y alrededores

A varios de los detenidos también se les acusa de presuntas estafas para realizar compras a crédito

SANTANDER, 30 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil de Cantabria, en una investigación de ocho meses de duración, ha detenido entre los días 7 y 24 de abril, a un total de 33 personas en una operación antidroga, en el que se ha puesto al descubierto una organización presuntamente dedica al tráfico de sustancias estupefacientes, sobre todo en Santander, Maliaño, El Astillero y Parbayón.

El pasado mes de septiembre de 2008 y gracias a las investigaciones realizadas por el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil y el Área de Investigación del Puesto de Camargo, sobre supuesto tráfico de sustancias estupefacientes en las poblaciones próximas a Santander, dio comienzo la operación "Ramidrejo".

De las discretas vigilancias y seguimientos realizados por los efectivos de las Unidades participantes en la operación a lo largo de estos meses, se pudo tener conocimiento de un importante número de personas que podían estar relacionados con una trama de supuesta distribución de drogas, con base en la calle Francisco Iturrino de Santander.

De estas vigilancias también se pudo comprobar que algunos de los investigados realizaban un intenso control y vigilancia sobre la citada calle de Santander, al objeto de detectar la presencia de efectivos policiales, lo que dificultó el trabajo de los agentes de la Guardia Civil.

PRIMERA FASE

No obstante, con los datos conseguidos en estas vigilancias, se decidió explotar una primera fase de la operación el pasado 7 de abril, procediendo en la tarde de ese día y en las proximidades del hospital Marques de Valdecilla de Santander, a la detención de J.I.B.M. y J.R.A., cuando llegaban en una furgoneta y contactaban con JMGB, también detenido, al que supuestamente hicieron entrega de droga.

En la misma tarde también se detuvo a otros dos supuestos implicados de importancia, a uno en la zona de la calle Francisco Iturrino de Santander que resultó ser R.T.R, y a otro en su domicilio en el Grupo San Francisco, siendo R.S.C.

Tras estas detenciones se realizaron distintos registros en pisos y otros inmuebles utilizados por la organización donde se intervinieron diferentes cantidades de cocaína y hachís, así como, otros efectos relacionados con el supuesto tráfico de estupefacientes.

Tras estas detenciones se fueron produciendo otras 22, por supuesto delito contra la salud pública y que habían sido investigados por los agentes.

SEGUNDA FASE

El día 24 de abril, se inicio una segunda fase que dio con la detención de V.C.M.R., J.E.L.G. y M.E.M, siendo sorprendidos con 500 gramos de hachís en el momento que llegaban en un vehículo a un piso de Parbayón en el que solían reunirse.

Al mismo tiempo que se realizaba esta intervención, se estaba vigilando a otros sospechosos que se encontraban en un piso de Boo de Guarnizo, y cuando salían del mismo fueron detenidos M.A.G.M. y F.A.R., y a los pocos minutos se detuvo también a A.M.J.J. cuando salía del mismo domicilio llevando una mochila infantil en forma de osito, en cuyo interior, oculto en un pañal, había un envoltorio conteniendo 85 gramos de cocaína.

Tras estas detenciones se realizaron varios registros domiciliarios donde se intervinieron drogas y otros efectos, ya que los detenidos en esta segunda fase también estaban implicados en supuestas estafas utilizando identidades de otras personas, sin el conocimiento de éstas, para realizar compras a crédito de distintos tipos de mercancías, parte de las cuales han sido incautadas.

En total, la Guardia Civil ha detenido a un total de 33 personas acusadas por supuesto delito contra la salud pública, de las cuales 22 son residentes en Santander, 2 en Liencres, 2 en Parbayón, 2 en Guarnizo, 1 en Sancibrián, 1 en Pontejos, 1 en Torrelavega , 1 en Heras y 1 en Castrillo de Villavega (Palencia).

En la operación se han intervenido 111 gramos de cocaína de la que se podía haber obtenido más de 1.100 dosis; 577 gramos de hachís del que se podía haber puesto en circulación unas 2.300 dosis; 60 gramos de sustancia de corte de la cocaína, cinco balanzas de precisión, un machete, dos pistolas simuladas, más de 200 balas de distintos calibres, unos grilletes, 19 teléfonos móviles, más de 4.000 euros en metálico, dos vehículos de alta gama, una furgoneta y distinta documentación que se esta estudiando.

Con esta operación de la Guardia Civil se ha conseguido erradicar uno de los más importantes focos de distribución de drogas de Santander, así como cortar, de alguna forma, el suministro de estas sustancias a consumidores de poblaciones cercanas a la capital, como son Maliaño, El Astillero y Parbayón. La operación continúa abierta, no descartándose nuevas detenciones.