Catorce detenidos por su relación con el tráfico de drogas en siete localidades de la Región de Murcia

MURCIA, 3 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Guardia Civil de Murcia han detenido en los últimos días a 14 personas, una de ellas menor de edad, en siete operaciones contra el tráfico de drogas realizadas en las localidades de Santomera, Cabo de Palos, Alcantarilla, Los Nietos, Beniaján, Cartagena y Jumilla, en las que se aprehendieron 8.100 dosis de cocaína, 142.140 de hachís y 10.000 de marihuana e intervenido numerosos útiles para la elaboración, manipulación, preparado, envasado y venta de droga de la droga.

En concreto, miembros de la Unidad de Seguridad Ciudadana, detuvieron en Santomera a cuatro españoles, P.J.V.A.; J.F.V.E.; I.C.R. y E.L.N. de entre 9 y 23 años, a los que incautó 1.100 dosis de cocaína, 20 de hachís y varias pastillas de éxtasis.

Posteriormente, el 22 de marzo, interceptaron en la playa de Cala Negrete de Cabo de Palos un fardo de hachís de 32 kilos. Mientras en Alcantarilla fueron detenidos tres personas identificadas como J.M.F.G.; R.A.H. y F.M.G.G., incautándoles 10.000 dosis de marihuana y los efectos y utensilios necesarios para su cultivo, producción y posterior distribución.

A finales de mes, otras dos personas, I.R.A., de 20 años y otro menor de edad, fueron detenidas en las inmediaciones de la estación de autobuses con una mochila con 10.000 dosis de hachís en su interior; así como a R.E.H. de 40 años y nacionalidad marroquí, en Beniaján (Murcia), al sorprenderle con 120 dosis de hachís dispuestas para su distribución y venta al menudeo.

En Cartagena, la Guardia Civil detuvo a los ocupantes de un turismo donde se hallaron 4.000 dosis de hachís, identificados como M.A.H.; D.P.L. y S.F.A.S. y en Jumilla, la operación finalizó con la detención de una persona, J.M.R., colombiano de 24 años de edad, con la aprehensión de 7.000 dosis de cocaína y la incautación de un vehículo.

Las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento de que una persona que supuestamente se dedicaba al tráfico de drogas, estaba realizando portes hasta la localidad de Jumilla para distribuir sustancias estupefacientes, principalmente cocaína, hasta puntos de distribución y venta al menudeo.

De tal forma, "se logra erradicar nuevos puntos de producción y distribución de sustancias estupefacientes en distintas localidades de la Región de Murcia y por ello evitar su nociva distribución entre la población", explicó la Delegación de Gobierno en comunicado de prensa.