Desarticulada en Cádiz una organización de tráfico de drogas con 13 detenidos y 1,9 toneladas de sustancia intervenidas

CÁDIZ, 30 (EUROPA PRESS)

La Policía Nacional informó hoy de la desarticulación de una organización supuestamente dedicada al tráfico de estupefacientes a gran escala y que introducía droga en España a través de la costa gaditana y malagueña. En la operación, desarrollada junto a Vigilancia Aduanera, fueron intervenidos 1.970 kilogramos de hachís, se practicaron cinco registros domiciliarios y se procedió a la detención de 13 personas.

Según explicó la Policía en un comunicado, las investigaciones se centraron en un grupo criminal asentado en la zona de Sotogrande y Manilva que supuestamente se dedicaba a la introducción de grandes cantidades de hachís mediante lanchas neumáticas.

Los agentes tuvieron conocimiento de que el grupo ahora desarticulado pretendía transportar un cargamento de droga a bordo de una zódiac hasta algún punto de la costa entre las provincias de Cádiz y Málaga. Así, con la colaboración de Vigilancia Aduanera, se estableció el oportuno dispositivo con el fin de detectar la llegada de la embarcación.

Las gestiones practicadas permitieron averiguar que el lugar elegido para introducir la droga era la playa de El Saladillo, en Algeciras (Cádiz). Tras divisar una lancha neumática entrando en aguas territoriales españolas, al parecer cargada con una importante cantidad de sustancia estupefaciente, se puso en marcha un amplio dispositivo para detener a todos los implicados.

Cuando la embarcación tomó tierra y comenzó la descarga de los fardos de hachís, los agentes cortaron los accesos a la playa. Al verse sorprendidos, los integrantes del grupo que participaban en el alijo intentaron huir por los alrededores, pero fueron finalmente detenidos.

La lancha neumática contenía 59 fardos de hachís, con un peso total de 1.970 kilos de sustancia estupefaciente. El resto de miembros de la organización fueron arrestados horas más tarde, aunque no se descartan nuevas detenciones.

En total, fueron practicados cinco registros domiciliarios en los que fueron intervenidos cerca de 75.000 euros en efectivo, diversa documentación, equipos informáticos y electrónicos, cinco vehículos y, además, se han congelado 13 cuentas bancarias.

Finalmente, indicó que la operación fue realizada por investigadores del Greco de Cádiz y del Grupo I de la UDEV, de la Comisaría General de Policía Judicial, y la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera, con la colaboración de agentes de los Greco del Campo de Gibraltar y de la Costa del Sol.