Desarticulada una red de tráfico de hachís en Deba (Gipuzkoa) con seis detenidos y cuatro kilos de droga decomisada

BILBAO, 25 (EUROPA PRESS)

La Ertzaintza ha desarticulado una red de tráfico de hachís en la localidad guipuzcoana de Deba, que operaba por la zona, con la detención de seis personas en el último mes y medio y el decomiso de cuatro kilos de la citada sustancia. En un comunicado, la Ertzaintza explicó de que, a principios de este año la Comisaría de Eibar inició una investigación ya que había sospechas de que un grupo personas se dedicaba al tráfico de hachís en la localidad de Deba.

Como consecuencia de las diversas pesquisas realizadas, el 4 de marzo se arrestó a dos varones, de 35 y 39 años, cuando realizaban una transacción en el interior de un coche en Eibar. A los sospechosos se les ocupó 90 bellotas de hachís y 1400 euros. En el registro del domicilio de uno de ellos efectuado el mismo día se incautaron diez bellotas y una balanza de precisión.

Al día siguiente fue detenido en Zarautz un joven, de 33 años, implicado en esta trama y en el registro de su domicilio se decomisaron 21 bellotas de hachís. Tras pasar a disposición judicial el juez decretó el ingreso en prisión del detenido de 35 años.

Los ertzainas encargados de la investigación prosiguieron las averiguaciones y el día 3 de abril fue interceptado un BMW en el peaje de la A-8 en Elgoibar conducido por un hombre, de 49 años. Según se había comprobado era la persona que distribuía la droga a los detenidos el mes de marzo y a su vez la compraba en Bilbao. Se le encontraron 1600 euros y una pequeña cantidad hachís.

Ese mismo día se detuvo a su compañera sentimental, de la misma edad, en el domicilio común de Deba donde se incautaron más de cuatro mil euros, 600 gramos de hachís, y dos balanzas de precisión.

Finalmente, el pasado jueves se efectuó el último arresto en Bilbao. La persona apresada, un varón de 52 años, era quien abastecía de droga al arrestado en Elgoibar. En su residencia en la capital vizcaína se decomisaron alrededor de 2,5 kilos de hachís y una balanza de precisión. Tras pasar ayer a disposición judicial el juez decretó su ingreso en prisión.