Desarticulan una organización dedicada al tráfico ilegal de personas con destino a la UE

  • Valencia, 18 mar (EFE).- Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en Valencia una organización internacional supuestamente dedicada al tráfico ilegal de ciudadanos indios y pakistaníes con destino a la Unión Europea (UE) mediante la falsificación de documentación, y ha detenido a quince personas.

Desarticulan una organización dedicada al tráfico ilegal de personas con destino a la UE

Desarticulan una organización dedicada al tráfico ilegal de personas con destino a la UE

Valencia, 18 mar (EFE).- Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en Valencia una organización internacional supuestamente dedicada al tráfico ilegal de ciudadanos indios y pakistaníes con destino a la Unión Europea (UE) mediante la falsificación de documentación, y ha detenido a quince personas.

Según un comunicado de la Jefatura Superior de Policía, la operación desarrollada por agentes de UCRIF de Valencia en colaboración con miembros de la Comisaria General de Extranjería y Fronteras, se inició en abril de 2007 y culminó la pasada semana con las detenciones.

Los detenidos, de origen indio y pakistaní y con edades comprendidas entre los 22 y los 57 años, son los supuestos autores de delitos como asociación ilícita, favorecimiento a la inmigración ilegal, falsedad documental, infracción a la ley de extranjería, contra el derecho de los ciudadanos extranjeros y usurpación de estado civil.

Las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento los policías de la posible existencia de una organización dedicada al "favorecimiento de la inmigración clandestina" de ciudadanos de origen pakistaní e indio "estructurada de forma piramidal y extendida por diferentes países".

Su objetivo consistía en la captación de personas en los países de Pakistán y la India, para introducirlos ilegalmente en Europa, para lo que contaban con apoyos en distintos países del área Schengen, uno de ellos en España.

La misión de esta persona era darles cobertura legal, utilizando para ello la falsificación documental y la usurpación de identidades de otros compatriotas legales que ya se encontrarían en España.

La Policía localizó a los máximos responsables de la organización en la provincia de Valencia, donde también estaban ubicados los "pisos patera", en los que hacinaban a sus víctimas hasta que conseguían la documentación falsificada.

Las operaciones estaban financiadas con el dinero que recibían desde Pakistán y la India por parte de los familiares de las personas que conseguían alcanzar su destino, adquiriendo así una deuda económica con la organización.

Al parecer, la organización conseguía las documentaciones falsificándolas en España o adquiriéndolas en el mercado negro de pasaportes previamente sustraídos en distintos países.

Según las fuentes, se captaba a "clientes" en los países de origen bajo engaño ante la promesa de un futuro mejor, y posteriormente la organización obtenía la documentación necesaria para trasladarlos hasta su destino, con falsificaciones de pasaportes, tarjetas de residencia del país de origen o visados Schengen.

Una vez en España, eran alojados en locales preparados a tal efecto, así como en los propios domicilios que tiene los componentes de la organización.

Una vez identificados los máximos responsables, la pasada semana se estableció un dispositivo que culminó con la detención de quince personas, dos mujeres y trece hombres, en sus domicilios, situados tres de ellos en Valencia, uno el Aldaia y otro en Meliana, así como en un locutorio de Valencia.

En los registros realizados en los distintos domicilios y el locutorio, fueron intervenidos 14 ordenadores, tres impresoras, cinco pantallas de plasma y un escáner multifunción, cuatro visados de Canadá en blanco y una plancha de silicona de 50 centímetros.

Además, se encontraron cinco sellos de organismo oficiales del Estado y uno de una empresa, mas de 60 fotocopias de pasaportes indios y pakistaníes, veinte pasaportes Indios y Pakistaníes, así como pasaportes de distintos países de la Unión Europea, y diversas cartillas bancarias y fotocopias de tarjetas de Residencia.

Según las fuentes, ocho de los detenidos fueron puestos a disposición judicial y el resto quedó en libertad tras ser oídos en declaración.