Detenidas 10 personas como presuntas autoras de casi cien robos en Talavera de la Reina (Toledo) y la comarca

TALAVERA (TOLEDO), 20 (EUROPA PRESS) La Guardia Civil y Agentes del Cuerpo Nacional de Policía de Talavera de la Reina (Toledo), han detenido a un total de diez personas, como presuntas autoras de casi cien robos en Talavera y comarca, Valle del Tiétar y Torrijos, todos de edades comprendidas entre los 20 y los 50 años. El subdelegado del Gobierno en la provincia de Toledo, Javier Corrochano, en rueda de prensa, explicó hoy que "la colaboración ha sido magnífica entre los dos cuerpos para la detención de estos individuos, todos de nacionalidad española y tres portugueses". Tras el dispositivo de vigilancia que se articuló y las más de 3.000 conversaciones telefónicas llevadas a cabo, se detuvo a nueve individuos por robo con fuerza en segundas viviendas y casas de campo, principalmente, y a otra persona mas por comprar objetos robados. El subdelegado precisó que "el material incautado es diverso", destacando un piano Hoffman de gran tamaño, motobombas, motosierras, desbrozadotas, taladros, televisiones, videos, minimotos, carabinas, antigüedades, fusil de pesca submarina, material informático de diversa índole, frigoríficos, gallinas, perdices, canarios y artículos de menaje. A uno de los detenidos, se le incautaron, además, 47 bolsas de hachís preparadas para la venta. MODUS OPERANDI Javier Corrochano subrayó que "los robos se cometían entre las 18.00 y las 3.00 horas, siempre los martes, debido a que el cabecilla de la banda, José María N.A, libraba los miércoles en la panadería en la cual trabajaba. El importe de lo sustraído supera los cien mil euros, en un total de 74 robos esclarecidos, pero se piensa que al final la cifra rondará los cien, "algunos de ellos por encargo", explicó Corrochano. Cinco de los detenidos tienen antecedentes policiales y todos han pasado a disposición judicial, por lo que Corrochano anunció a las víctimas de estos robos la posibilidad de acudir al cuartel de la guardia civil de Talavera, para reconocer objetos de su pertenencia. De otro lado, el jefe accidental del acuartelamiento, el teniente Miguel Hidalgo, agregó que los robos se han podido cometer "siempre en viviendas y lugares en los que no se encontraba nadie en ese momento en el interior". De la misma forma, el comisario Jefe de la Policía Nacional, Francisco Herrero, señaló que "el cabecilla era el que marcaba los objetivos para proceder a actuar rápidamente". Finalmente Herrero, destacó la colaboración entre la Guardia Civil y la Policía para resolver esta operación, "convirtiéndose en un único cuerpo".