Detenidas cuatro personas acusadas de robar en diversos comercios y viviendas

CASTELLÓN, 8 May. (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil detuvo ayer a tres hombres y a una mujer en distintas localidades de la provincia de Castellón acusados de robar en diversos comercios y viviendas, según informaron en comunicado fuentes de la Benemerita.

El caso más destacado se conoció ayer cuando efectivos pertenecientes a la Guardia Civil de Vinaròs procedieron a la detención de un hombre de 30 años y vecino de esta población, quien, presuntamente, y tras aprovecharse de su condición de vigilante de una urbanización situada en San Jordi, cometió dos robos con fuerza en las cosas en dos viviendas.

La investigación de la Guardia Civil permitió comprobar que era el presunto autor de ambos hechos cometidos a finales de abril y principios de mayo y que había sustraído un televisor de plasma, un colchón y una lavadora-secadora. Una vez en el Cuartel, el individuo reconoció tener en su poder los efectos sustraídos, por lo que se procedió a su detención.

Igualmente la Guardia Civil de Burriana detuvo en la madrugada de ayer un ciudadano rumano, N.I., de 26 años y vecino de dicha localidad, al recibirse un aviso de alarma en un desgüace situado en la carretera de Nules.

Inmediatamente se desplazaron al lugar dos patrullas de la Guardia Civil, quienes comprobaron el perímetro exterior y el interior de la instalación y localizaron al individuo escondido entre la maleza con dos asientos y un tubo de escape, efectos que quería guardar fuera del recinto para recogerlos al día siguiente con su vehículo particular con objeto de venderlos posteriormente.

La Guardia Civil de Onda detuvo, además, a un hombre I.D., de 34 años, y a una mujer, E.R.D., de 19 años, ambos de nacionalidad rumana y vecinos de de dicha localidad, como presuntos autores de un robo cometido el pasado mes de abril en el interior de un vehículo de empresa estacionado en la Avenida Sierra Espadán.

Los presuntos autores sustrajeron un bolso con documentación y cuatro cartillas bancarias, de las que usaron una en un cajero con la que extrajeron 300 euros. La Guardia Civil averiguó la identidad de los supuestos autores, los cuales fueron detenidos, según las mismas fuentes.