Detenidas ocho mujeres en situación irregular que trabajaban en clubes de alterne de la provincia

GRANADA, 27 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil ha detenido a ocho mujeres de nacionalidad brasileña y nigeriana que se encuentran en situación irregular en España y ha identificado a 94 mujeres más que trabajaban en dos clubes de alterne situados en las localidades granadinas de Atarfe y Armilla, en los que además se decomisaron además 80 dosis de marihuana, 15 dosis de cocaína y una dosis de 'speed'.

Para estas dos actuaciones, se montó un dispositivo especial en el que participaron patrullas uniformadas y de paisano del área metropolitana granadina, y patrullas de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de Granada, informó el Instituto Armado en una nota.

La primera actuación se realizó en un club del término municipal de Atarfe a las 19,30 horas. La Guardia Civil pidió a todas las personas que allí se encontraban que mostraran su documentación personal a los agentes, identificando a 49 mujeres de distintas nacionalidades, descubriendo que seis de ellas, de nacionalidad brasileña, se encontraban de forma irregular en España, por lo que fueron detenidas de forma preventiva y puestas a disposición de la Brigada de Extranjería del Cuerpo Nacional de Policía de Granada.

Los agentes descubrieron una bolsa con 80 dosis de marihuana que alguno de los clientes arrojó al suelo y sorprendieron a cuatro clientes con alguna dosis de droga más, alegando que era para consumo propio, pero, como quiera que el autoconsumo no está permitido en un local público, fueron denunciados.

La segunda actuación se llevó a cabo en un club de alterne de Armilla a las 21,00 horas de ayer. En este establecimiento, la Guardia Civil identificó a 45 mujeres y descubrió que dos de ellas de nacionalidad nigeriana, se encontraban de forma irregular en España, por lo que, como las anteriores, fueron sido detenidas de forma preventiva y entregadas al Cuerpo Nacional de Policía de Granada.

En este establecimiento se incautaron de 15 papelinas de cocaína y una de 'speed' que los clientes habían tirado junto a la barra, en los pasillos y en los aseos al ver a los agentes. También fue denunciado un cliente que estaba consumiendo droga en lugar público.

La Guardia Civil de Granada investiga ahora si las mujeres detenidas han podido ser víctimas de algún tipo de abuso o explotación económica.