Detenidas siete personas de una Operación que introdujo 2.100 kilos de hachís en Eivissa

PALMA DE MALLORCA, 01 (EUROPA PRESS) El Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Estatal Tributaria (AEAT) y la Guardia Civil de Melilla han desarticulado una la organización que introdujo 2.100 kilos de hachís en la isla pitiusa, en una operación que se ha saldado con siete personas detenidas y con la intervención de tres barcos y cinco pisos adquiridos con fondos de supuesto origen ilícito. En un comunicado, la AEAT informó que la 'Operación Payes-Margalida' se ha realizado de forma simultanea en Melilla, Ibiza y Málaga, bajo la dirección y supervisión del juzgado de Instrucción número 2 de Ibiza. El inicio de la Operación se remonta al pasado mes de mayo de 2008, cuando se aprenhendió en el mar, cerca de la isla de Ibiza, dicha cantidad de droga que era transportada en una embarcación de alta velocidad. Asimismo, se procedió a la detención de dos personas que la pilotaban, de nacionalidad española. De esta forma comenzó una línea de investigación que ha permanecido abierta durante los últimos diez mese, para tratar de fijar los objetivos y personas que estaban detrás de esta importante aprehensión, comprobándose que existía una organización ramificada y estructurada en varios puntos del país, y cuyo principal responsable es un ciudadano español, natural de Melilla. El modus operandi de la organización consistía en adquirir embarcaciones de recreo que utilizaban posteriormente para cargar la droga en costas marroquíes y trasladarla hacia costas peninsulares. Para ello contaban con una infraestructura preparada para llevar a cabo sus actividades delictivas, tanto en Ibiza, como en Málaga y Melilla. Durante esos meses, el pasado mes de noviembre se procedió a la detención de una persona en Palma de Mallorca, cuando transportaba en su vehículo 27 kilogramos de hachís. En Málaga, se procedió a la detención de J.C.T, un ibicenco de 59 años, como el supuesto organizador del desembarco de la LUDEMAR en las costas de Ibiza. En Ibiza, ha sido detenido además un ciudadano español que atiende a las iniciales de B.C.S., de 45 años, cuando se dirigía al aeropuerto de Ibiza para trasladarse a Barcelona, el cual portaba en el momento de su detención de 500 pastillas de éxtasis (MDMA) adosadas a su cuerpo. La Operación permanece abierta, por lo que no se descartan nuevas detenciones.