Detenido un joven acusado de ejercer de protésico dental sin titulación en una cochera de Níjar (Almería)

La denunciante sufrió la extracción de nueve piezas en una sesión y se recupera de graves lesiones

ALMERÍA, 15 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil ha detenido a Ismail L., un joven de 27 años acusado de regentar una clínica odontológica clandestina ubicada en una cochera de Nijar (Almería) donde practicaba intervenciones sin contar con titulación académica aunque, según relató a los agentes, había aprendido el oficio de un hermano que ejerce la profesión de dentista en Marruecos, su país natal.

El arresto y posterior precinto judicial del local se produjo el pasado día 10 tras el aviso de los facultativos de un centro de salud del barrio de Campohermoso, al que acudió una mujer con graves lesiones en la boca después de que Ismail L. le extrajese en una sola sesión realizada en su propio domicilio hasta nueve piezas dentales, entre ellas, algunas "atornilladas" debido a implantes anteriores.

La víctima, que recurrió a los servicios del detenido por recomendaciones de un amigo, acudía por primera vez a la clínica, por lo que tras la operación le exigió que se acreditase como odontólogo y le expidiese a un factura, algo a lo que se negó no sin antes citarle al día siguiente para formalizar el cobro.

Tras tener conocimiento de los hechos, la Guardia Civil localizó a Ismail L., vecino de Motril (Granada), a las puertas de un cochera ubicada en el barrio nijareño de San Isidro y que tenía habilitada como clínica. Los agentes hallaron el local, donde usaba una silla de barbero para acomodar a sus pacientes, "en un estado deplorable y sin las mínimas condiciones de asepsia".

En una mesa, encontraron, asimismo, piezas dentales, jeringuillas hipodérmicas, moldes para elaborar dentaduras, un taladro con distintas brocas y un saco de yeso de 50 kilos, todo mezclado junto a las tenazas, bisturís y agujas. Figuraban, asimismo, tarjetas de visita en las que se identificaba como protésico dental.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Almería ha incoado diligencias contra él como autor de un presunto delito de intrusismo profesional y otro contra la salud pública aunque está a la espera de que la víctima se recupere de la "brutal operación" a la que se sometió para que preste declaración.