Detenido un joven marroquí en Caspe como presunto autor de una tentativa de homicidio

CASPE (ZARAGOZA), 18 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil detuvo en la localidad zaragozana de Caspe a M.B., un ciudadano de nacionalidad marroquí de 25 años, como presunto autor de un delito de tentativa de homicidio, al agredir a otro joven con un cuchillo de cocina.

Según informan fuentes de la Guardia Civil, en la mañana del jueves, 14 de mayo, los agentes tuvieron conocimiento de que una persona había sido agredida con un arma blanca en el transcurso de una discusión en una finca agrícola de la localidad.

Una vez llevadas a cabo las investigaciones pertinentes, los agentes detuvieron a M.B. porque presuntamente éste agredió con un cuchillo de cocina a otro ciudadano marroquí y compañero suyo de piso, que responde a las iniciales de I.M., de 26 años, causándole lesiones en un hombro y la espalda, heridas de pronóstico grave que requirieron su ingreso hospitalario.

La Guardia Civil ha intervenido el cuchillo con el que fue agredida la víctima y continúa con las gestiones para el esclarecimiento de las causas que produjeron los hechos.

TRÁFICO DE DROGAS

Por otro lado, la Guardia Civil detuvo en la madrugada del pasado día 15 de mayo también en Caspe a un joven, A.D., de 23 años, natural de Marruecos y con domicilio en esta localidad zaragozana, como presunto autor de un delito contra la salud pública.

Según informó la Guardia Civil, los agentes observaron a dos personas andando por las inmediaciones de un polígono industrial próximo a esta localidad, y se acercaron a ellos para identificarles, momento en el que uno de ellos tiró al suelo un paquete de tabaco que fue recogido por uno de los agentes.

El paquete de tabaco tenía en su interior cuatro dosis envueltas en plástico de una sustancia que pudiera ser cocaína o speed con un peso de 2,5 gramos y once dosis envueltas en papel de aluminio de una sustancia prensada, de color marrón y que pudiera tratarse de hachís con un peso aproximado de 21 gramos.

Al verse sorprendidos, uno de ellos reconoció tanto la propiedad de la droga como que la finalidad de ésta era la venta, exculpando de ello a su acompañante. Los agentes se incautaron de la droga y el detenido fue puesto a disposición judicial a la espera de la celebración de juicio rápido.