Detenido un paquistaní en Zestoa (Gipuzkoa) por explotar laboralmente a compatriotas suyos en varias obras

SAN SEBASTIAN, 9 (EUROPA PRESS) El empresario paquistaní S.A., con domicilio actual en la localidad de Zestoa (Gipuzkoa), fue detenido el pasado viernes por el Cuerpo Nacional de Policía de San Sebastián acusado de un presunto delito contra los derechos de los trabajadores por "explotar laboralmente a compatriotas suyos en obras" de construcción en el Territorio histórico. En un comunicado, la Delegación del Gobierno central en el País Vasco, informó de el pasado mes de diciembre, dentro de las investigaciones que se siguen por la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de San Sebastián, se tuvo conocimiento de la presencia en Gipuzkoa de ciudadanos extranjeros de origen paquistaní que, "de forma organizada, favorecían la inmigración ilegal de compatriotas suyos" a los que "explotaban laboralmente" en obras. Según destacó, en efecto, estas personas "eran empleadas, en el ramo de la construcción, sin los correspondientes contratos de trabajo ni alta en la Seguridad Social", siendo sometidos "a horarios de doce horas de trabajo, todo ello a cambio de la comida y un lugar donde vivir, sin abonarles cantidad alguna de dinero" por el trabajo realizado y "bajo la amenaza de ser denunciados debido a su estancia irregular en España". La delegación del Gobierno central en el País Vasco señaló que, tras conocer esta situación, los investigadores encargados de los hechos "intensificaron la vigilancia y control de algunas de estas personas llegando a obtener declaraciones de varios de ellos". De esta forma, tras dos meses de investigaciones, se pudo determinar que "el responsable de la organización" era el paquistaní S. A., siendo su situación administrativa "regular a efectos de la vigente Ley de Extranjería", teniendo autorizado un Permiso de Residencia Permanente con tarjeta válida hasta julio del 2012, explicó. S. A. fue detenido el pasado viernes como presunto autor de un delito contra los derechos de los trabajadores y ya ha sido puesto a disposición judicial. En cuanto a la empresa del detenido, Sakirdil Albañilería S.L., la delegación del Gobierno central en Euskadi indicó que figura inscrita en la Tesorería General de la Seguridad Social donde "consta que desde el 2 de mayo de 2008, no tiene ningún empleado dado de alta".