Detenidos 25 miembros de una red dedicada a robos en León, Asturias, Galicia y Cantabria

  • León, 6 abr (EFE).- La Guardia Civil ha detenido a veinticinco personas y ha desarticulado una banda organizada y especializada en robos con fuerza en establecimientos de hostelería, comercios y naves industriales de León, Galicia, Asturias y Cantabria, en el marco de una operación coordinada desde la Comandancia leonesa.

León, 6 abr (EFE).- La Guardia Civil ha detenido a veinticinco personas y ha desarticulado una banda organizada y especializada en robos con fuerza en establecimientos de hostelería, comercios y naves industriales de León, Galicia, Asturias y Cantabria, en el marco de una operación coordinada desde la Comandancia leonesa.

Según ha precisado hoy en una rueda de prensa el subdelegado del Gobierno en León, Francisco Álvarez, todos los detenidos tienen nacionalidad rumana y son vecinos de León, desde donde extendían su actividad a prácticamente todo el noroeste de España.

Esta operación, denominada "Pantano", se ha desarrollado en dos fases, la primera de las cuales ha tenido por objetivo la detención de los presuntos autores de los casi cincuenta robos que se les imputan, mientras que la segunda fase ha propiciado la detención de los supuestos receptores del material sustraído.

Álvarez ha destacado la trascendencia de la Operación Pantano, que, según sus palabras, se trata de la más importante llevada a cabo en la provincia de León contra una banda organizada de delincuentes.

El inicio de la investigación se remonta a mediados del pasado enero, cuando a raíz del aumento de casos de robos en locales comerciales de la provincia leonesa la Guardia Civil reforzó sus líneas de investigación, lo cual permitió identificar a una red organizada de diecisiete presuntos delincuentes.

Según las pesquisas iniciales, estas personas, que fueron detenidos el pasado 31 de marzo, actuaban en pequeños grupos, perpetrando sus robos en locales en los que forzaban las máquinas recreativas y sustraían aparatos electrónicos, electrodomésticos y, dinero en metálico.

El listado de detenidos, con edades que oscilan entre los 20 y los 42 años, incluye a D.G., R.I.C., S.R., B.R., M.I.T., G.F.T., G.J., F.T., T.R., A.T., S.C.S., R.M.A., A.M., F.S., L.R.S., R.M.R. y M.V.F., a quienes se les imputa un delito de asociación ilícita.

Su detención ha llevado aparejada la realización de cinco registros domiciliarios, que han permitido recuperar numerosos objetos procedentes, supuestamente, de los robos que habían cometido, como televisores de plasma, equipos de música, cosméticos, teléfonos móviles y distintos electrodomésticos, entre otros.

Asimismo, han sido intervenidos seis turismos empleados para cometer esta serie de robos.

Paralelamente, la Guardia Civil emprendió una investigación para tratar de determinar el destino de la mercancía y los cómplices con los que operaba esta banda para dar salida en el mercado a los productos robados.

En el marco de esta segunda fase, han sido detenidas otras ocho personas, todas de nacionalidad rumana y con edades comprendidas entre los 22 y los 45 años.

En este segundo listado de detenidos figuran cuatro vecinos de León -O.C., G.F.V., M.L.V. y N.N.-, dos de Ponferrada (León) -M.R.D. y N.M.- y, por último, otros dos de Alcalá de Henares (Madrid), cuya identidad responde a las iniciales S.I.M. y N.T..

La Guardia Civil llevó a cabo otros dos registros domiciliarios más en esta segunda fase de la Operación Pantano, uno en una vivienda particular y otro en un establecimiento comercial de León, y recuperó más material robado, como ropa, aparatos electrónicos y de fotografía, teléfonos móviles y gafas de sol, entre otros objetos.

La investigación ha permitido determinar que, además de los robos con fuerza, esta banda también llevaba a cabo hurtos en tiendas de ropa, introduciendo las prendas en bolsas que previamente habían forrado con una gruesa capa de aluminio para no ser sorprendidos por los arcos detectores de los establecimientos.