Detenidos tres hombres a los que se les incautó cocaína tras chocar contra un coche policial al intentar huir en Lugo

LUGO, 25 (EUROPA PRESS) Agentes del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría de Lugo detuvieron a tres hombres de entre 30 y 44 años de edad por un supuesto delito contra la salud pública tras incautárseles cocaína y después de chocar contra una patrulla policial cuando trataban de huir tras darles el alto. Según informó hoy la Comisaría de Lugo, sobre las 17.00 horas de ayer unos agentes procedieron a la detención de tres varones, F.R.G.B., natural de Valencia y de 44 años de edad; H.E.O., de 35 años, y M.H.F., natural de O Corgo y de 30 años, como presuntos autores de un delito contra la salud pública. Estas tres personas, que según precisó la Policía cuentan con numerosos antecedentes policiales, entre otros por delitos de tráfico de drogas y delitos violentos, eran objeto de seguimiento por sus actividades por parte de la Policía. Así, fueron observados ayer juntos en el vehículo que conducía M.H.F., por lo que los agentes decidieron seguirles. Cuando se detectó que podían disponerse a realizar una operación ilícita los efectivos policiales procedieron a su interceptación en la calle Rof Carballo, si bien, en el momento de darles el alto, el conductor trató de realizar una maniobra, posiblemente para evitarlo, llegando a colisionar con el vehículo policial. No obstante, los policías, que ya habían previsto esta posibilidad, según precisaron las mismas fuentes, cerraron el paso al vehículo con otras dotaciones uniformadas, "bloqueando totalmente la posibilidad de huida". Una vez los ocupantes del vehículo fueron identificados, y registrado el automóvil, los agentes comprobaron que en la guantera del turismo se halló una bolsa con casi 12 gramos de una sustancia que, sin perjuicio de los preceptivos análisis, todo apunta a que pudiera tratarse de cocaína. De este modo, según la Policía, se explica la maniobra que realizó el conductor del turismo "para tratar de esquivar a los policías", sobre todo, según matizaron, teniendo en cuenta "que convenientemente cortada esa cantidad de droga podría convertirse en unas 120 dosis aproximadamente". Además, el conductor del vehículo en el momento de ser interceptado fue sorprendido fumando un cigarrillo de hachís, que fue intervenido, así como otras tres dosis de hachís que también llevaba encima, todo ello "como prueba incriminatoria" por un posible delito contra la seguridad de tráfico, agregaron las mismas fuentes. Los detenidos, una vez que prestaron declaración en relación con estos hechos en dependencias policiales en presencia de su abogado, quedaron en libertad con cargos.