Fallas.- La Policía Local detiene a 124 personas durante las fiestas, 19 de ellas por robo

La verbena de Blanquerías excede en una hora y cuarto el horario permitido y no podrá celebrarse el próximo año por ser sancionada VALENCIA, 20 (EUROPA PRESS) La Policía Local de Valencia identificó durante las fiestas falleras, que concluyeron ayer, a 1.967 personas y detuvo a 124, según indicó hoy el concejal de Seguridad Ciudadana en el consistorio valenciano, Miquel Domínguez. Asimismo, precisó que entre los detenidos, 19 lo fueron por robo con intimidación y violencia, 12 por malos tratos, 8 por delito contra la propiedad intelectual o industrial y 6 por atentado al agente de la autoridad. Domínguez destacó también la detención, el pasado 18 de marzo, de dos individuos por falsificación de moneda a los que se les intervinieron 3.000 euros en billetes de 500 euros. Por lo que se refiere a los controles a verbenas y barracas, indicó que "sólo" una verbena fue denunciada por exceder el horario permitido, establecido a las 4.00 horas. El edil, que ofreció una rueda de prensa de balance junto a los concejales de Limpieza, Ramón Isidro Sanchis, y de Tráfico, Alfonso Novo, explicó que esta verbena, que se tuvo que cerrar a las 5.15 horas la noche del pasado 18 de marzo, fue la de Blanquerías. En consecuencia, esta falla no podrá celebrar verbena en las fiestas de 2010. Asimismo, apuntó que en total se inspeccionaron 276 barracas y que 27 de ellas fueron denunciadas, en especial, por exceso de ruido y por sobrepasar los metros en la barra de bebidas. Miquel Domínguez resaltó también la intervención realizada ayer en una tómbola tras la presentación de una reclamación ciudadana. Explicó que en este caso se denunció que los jamones que habían sido regalados como premio estaban en mal estado. Comentó, por lo que respecta a la atención ciudadana, que la sala del 092 recibió estos días un total de 14.214 llamadas. Destacó entre ellos la jornada del 15 de marzo, con 1.585 llamadas, y apuntó que en general, el servicio más solicitado fue el humanitario. Por lo que respecta a este tipo de actuaciones, el edil afirmó que la Policía Local ha colaborado con motivo de las Fallas en 401 servicios humanitarios. Miquel Domínguez aseguró que las fiestas falleras se han desarrollado este año "muy bien", al tiempo que valoró la "colaboración", tanto del mundo fallero como de los ciudadanos en general, y destacó que la ciudad ha estado "llena de gente". Sostuvo que no se han registrado incidencias destacadas y consideró que las de este año han sido una Fallas "un poco más tranquilas que las de 2008", según dijo, por "varios motivos, por caer entre semana, por la crisis y porque la gente está cada vez más concienciada". Resaltó la creación, a partir del pasado año, de la figura del coordinador de seguridad en las comisiones falleras y de la difusión de folletos con recomendaciones. El responsable de Policía Local aseveró que la labor de estos agentes relacionada con las Fallas comenzó "antes de que llegarán las fiestas" con la celebración de clases, dirigidas a menores, en más de 70 colegios de la capital valenciana con el fin de informarles sobre el uso del material pirotécnico. MATERIAL PIROTÉCNICO En los días previos a las fiestas falleras y durante su desarrollo, los agentes municipales inspeccionaron 187 locales de pirotecnia y efectuaron 27 denuncias por infracción administrativa, así como 9 incautaciones. En estas última se intervinieron 446 kilogramos de material pirotécnico, lo que supuso 221.902 unidades intervenidas, indicó Domínguez. Resaltó, en este sentido, la intervención realizada en un trastero y una furgoneta, donde se localizaron 117 kilogramos y 29.785 unidades. Asimismo, se refirió a la operación conjunta realizada entre la Policía Local y la Policía Nacional para controlar el lanzamiento de petardos borrachos durante los días 15, 16, 17 y 18 de marzo, centrada en las zonas de la ciudad donde de manera "indiscriminada" se tiraba este material. El responsable municipal de Seguridad Ciudadana aseveró que en este caso se levantaron 229 actas de denuncia y se intervinieron 1.600 unidades de material pirotécnico de las clases 2 y 3, según dijo, los "más potentes", "borrachos y masclets". Por otro lado, habló de los servicios relacionados con la seguridad vial. A este respecto, comentó que este dispositivo se inicio el pasado 1 de marzo, coincidiendo con el comienzo de las 'mascletaes' desde la Plaza del Ayuntamiento. Así, desde entonces hasta ayer se hicieron 100 controles de motocicletas y ciclomotores para "evitar conductas temerarias" y 7.688 inspecciones a este tipo de vehículos. Miquel Domínguez apuntó que sobre estos controles se realizaron 40 denuncias por circular sin casco y que se inmovilizaron dos motocicletas, a lo que se sumó la denuncia a 49 vehículos por carecer de seguro y la inmovilización de 35. Agregó que por no haber pasado la ITV se interpusieron 216 denuncias, que sumadas con el resto hace un total de 586, frente a las 1.251 de 2008, matizó. Aseguró también que se detuvo a tres motoristas en estos controles, uno en la Gran Vía tras huir de "forma temeraria" cuando se le dio el alto; y otros dos (uno llevaba la matrícula doblada) por realizar acrobacias cuando conducían en la zona de la Avenida del Cid. Dijo que a esto se suman 6 detenciones por conducción temeraria con el coche y 72 pruebas de alcoholemia positivos. El edil lamentó, igualmente, la muerte de dos personas en accidentes registrados en la ciudad, en concreto, un motorista el 14 de marzo en el Puente de l'Assut d l'Or y una joven que fue atropellada el día 16 en el Puente de Aragón, comentó. 300 BOMBEROS EN LA 'CREMÀ' Domínguez, también responsable del Cuerpo Municipal de Bomberos, señaló que ayer, durante la 'cremà', trabajaron 305 agentes, sumados a los 70 del servicio ordinario de esa jornada. Apuntó que se usaron 105 vehículos para desplazarlos a las comisiones falleras y que fueron cien los monumentos que necesitaron "atención directa de bomberos" de los 203 inspeccionados en toda la ciudad. Además, el concejal afirmó que se contó con 20 bomberos que habían acudido a Valencia como invitados, procedentes de otras ciudades españolas, y con cien voluntarios de Protección Civil.