La Guardia Civil detiene a 12 personas acusadas de robar en viviendas con "extrema violencia"

VALENCIA, 23 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Guardia Civil han desarticulado, con la detención de 12 personas, una banda acusada de robar en viviendas de la provincia de Valencia, en las que presuntamente usaban una "extrema violencia" si había moradores dentro. Los detenidos, según informó la Comandancia en un comunicado, eran seguidores del ritual 'IFÁ', y los días anteriores a la comisión de los hechos delictivos realizaban diversos rituales en sus domicilios, en los que, en ocasiones, llegaban a sacrificar animales para "obtener suerte y valor para cometer los asaltos".

Los arrestos se produjeron cuando regresaban con el botín obtenido de un chalé de Oliva, donde sustrajeron efectos por valor de unos 100.000 euros. En total, se les considera autores de nueve delitos de este tipo y, según la Guardia Civil, tenía preparados ya otros dos robos.

La Guardia Civil investigaba desde hace unas semanas una serie de robos cometidos en distintos domicilios ubicados en la provincia de Valencia, donde los autores se apoderaban de todos los objetos de valor que encontraban en su interior. Las investigaciones realizadas permitieron determinar que se trataba de un grupo "numeroso y organizado" de individuos que, para la comisión de los delitos, realizaban una "exhaustiva" planificación de la zona y el domicilio.

Los agentes establecieron un dispositivo de servicio encaminado a la detención de estas personas que dio sus frutos el pasado martes con la detención de 12 personas --9 hombres y tres mujeres--, cuando regresaban con el botín obtenido de un domicilio de Oliva, consistente principalmente en joyas y otros aparatos electrónicos, valorado todo ello en unos 100.000 euros.

En esta actuación los agentes intervinieron a los detenidos herramientas fabricadas exclusivamente para abrir cajas fuertes y puertas de gran resistencia. Con estas detenciones se ha desarticulado la banda, en la que existía una "perfecta distribución" de funciones y que tenía en los robos su "único modo de vida detectado".

Posteriormente, la Guardia Civil realizó seis registros en domicilios de Valencia y Benaguasil, en los que intervinieron efectos de procedencia ilícita. Los detenidos eran seguidores del ritual 'IFÁ', y los días anteriores a la comisión de los hechos delictivos realizaban diversos rituales en sus domicilios, en los que, en ocasiones, llegaban a sacrificar animales para "obtener suerte y valor para cometer los asaltos".

Por el momento, la Guardia Civil considera que los detenidos están implicados en un total de nueve delitos de robos con fuerza, robo con intimidación y sustracción de vehículos. De la documentación intervenida a los detenidos, se ha averiguado que estas personas ya tenían planeados otros dos robos en domicilios de Valencia, cuya vigilancia y estudio previo al asalto ya estaba finalizado. Las investigaciones continúan abiertas para lograr el total esclarecimiento de los hechos por si pudieran existir otros hechos delictivos similares.