La Policía reconoce que existe un pequeño menudeo de drogas en la zona donde fue asesinado el joven dominicano

La Junta de Distrito de Tetuán precintará el día 31 un local latino muy frecuentado por la víctima MADRID, 26 (EUROPA PRESS) La Policía Municipal y Nacional se ha comprometido hoy a reforzar la presencia policial en el distrito de Tetuán a raíz del asesinato de un joven dominicano ocurrido el pasado viernes, con el objetivo de controlar, entre otras cuestiones, la existencia de un pequeño menudeo de drogas en esa zona. Así lo explicó hoy la concejal del distrito, Paloma García Romero, tras la celebración del Consejo de Seguridad Extraordinario de Tetuán. No obstante, al contrario que la oposición, indicó que en el distrito no hay problemas de convivencia o racismo. "Tetuán tiene el 21 por ciento de la población inmigrante, pero llevan conviviendo muchos años. Los que viven ahí son personas mayores que se han acostumbrado a los nuevos españoles. Son personas que no dan ningún problema, que se van a trabajar, que vienen a sus casas por la noche, que tienen otra cultura que nos enriquece porque hacen más vida en la calle cuando hace buen tiempo. Ayudan a la población y si se pregunta a los vecinos de siempre, no tienen problemas con ellos. Quizá los problemas vienen de otras personas que no viven en el barrio y vienen a pasar su ocio o a delinquir a las calles de Tetuán", dijo. En este sentido, la concejal presidenta del distrito dijo que en la zona "más complicada" de Carnicer, denominada barrio latino o pequeño caribe, existen 14 locales de ocio, "pero están muy controlados tanto por la Junta del distrito a través de expedientes disciplinarios como por la Policía Municipal, que levanta actas si siguen con la música por más tiempo del que tiene autorizado el local". Así, García Romero anunció que la discoteca de bailes latinos 'Labaña', un sitio muy utilizado por Luis, el joven asesinado el pasado viernes, va a ser precintado el día 31 por la Junta de Distrito tras dos meses de gestiones. Respecto al crimen ocurrido en la calle Topete, la concejal lo tildó de "hecho deleznable", al tiempo que indicó que "podía haberse producido en cualquier otro barrio de Madrid o provincia española". "No era vecino de Tetuán, sí que venía por aquí; pero en ningún caso es un asesinato racista porque Luis ya era español y vivía hace 15 años en España. Perdió la vida por la conducta psicológica y posible drogadicción del asesino", agregó. "HAY UN MINORÍA TRAPICHEANDO" Por su parte, el concejal socialista en el Ayuntamiento de Madrid Óscar Iglesias, que acudió esta tarde también al Consejo Extraordinario, destacó que en el distrito de Tetuán hay zonas "conflictivas" por trapicheo de drogas, hacinamiento en viviendas, locales de ocio que abren hasta altas horas de la mañana con música muy alta, ocupación del espacio público "y eso se tiene que corregir integrando a los nuevos vecinos y haciendo que se cumpla la legalidad". Asimismo, la presidenta de la Asociación por la Cooperación de los Dominicanos en España, Ana María Céspedes, aseguró que existe "un grupito muy reducido de individuos" que está cometiendo pequeñas actividades delictivas en algunos barrios de Tetuán, especialmente en el tráfico de drogas a pequeña escala. "Me ha dicho mi hija que hay una minoría trapicheando y que genera una alarma en una población más grande, por lo que al final pagamos justos por pecadores", señaló Céspedes, en referencia al "vil asesinato" de Luis Carlos Polanco.