Nueve detenidos por un alijo de hachís en Muxía, A Coruña, y no se descartan más arrestos

  • A Coruña, 6 abr (EFE).- La Guardia Civil ha detenido a nueve personas, todas ellas de origen marroquí y de edades entre 30 y 45 años, y no descarta más arrestos relacionados con la incautación de 3.800 kilos de hachís en una operación iniciada en la madrugada del pasado domingo en la playa de Arnela, en Muxía (A Coruña).

A Coruña, 6 abr (EFE).- La Guardia Civil ha detenido a nueve personas, todas ellas de origen marroquí y de edades entre 30 y 45 años, y no descarta más arrestos relacionados con la incautación de 3.800 kilos de hachís en una operación iniciada en la madrugada del pasado domingo en la playa de Arnela, en Muxía (A Coruña).

Los detenidos, todos ellos trasladados a la Comandancia de la Guardia Civil de A Coruña, podrían pasar mañana a disposición judicial en el Juzgado de Guardia de Corcubión, según explicó el portavoz de la Guardia Civil, José C. Pérez, en declaraciones a los medios de comunicación.

El dispositivo se inició a las 00:30 horas del domingo cuando los miembros del servicio de vigilancia de costas detectaron movimientos "sospechosos" en esa playa, y sorprendieron a un grupo de hombres realizando una descarga de droga que estaba siendo trasladada a dos camiones, ambos ya intervenidos por la Benemérita.

En la jornada del domingo se desplegó un amplio dispositivo terrestre y aéreo y se fueron realizando detenciones hasta sumar cinco, a las que siguieron los cuatro detenidos de esta mañana en Corcubión.

Además, se incautaron también de dos lanchas neumáticas, desde donde se trasladaba la droga, lo que hace pensar a los responsables de la investigación de la existencia de un barco nodriza, ya que "no parece posible que en las zodiac se pueda traer la droga desde Marruecos", indicó el portavoz de la Guardia Civil.

A las detenciones, todas ellas realizadas en la zona de Muxía y Corcubión, se suma además la localización de un todoterreno, con matrícula alemana, que se cree puede ser robado, todo ello en el marco de una investigación en la que no se descartan nuevas detenciones.

El portavoz de la Guardia Civil señaló que se trata de la primera vez que este cuerpo controla un alijo en las costas gallegas en las que, tanto la descarga como la distribución, estaría totalmente organizada por clanes o grupos de nacionalidad no española que no están asentados en Galicia.

Este hecho, indicó, marca un "punto de inflexión" en la forma de hacer por parte de los grupos dedicados al narcotráfico porque "estamos hablando de personas de otra nacionalidad, que no tienen nada que ver con personas o clanes radicados en Galicia".

Desde la Guardia Civil se ha evitado hacer una estimación del valor que podría haber alcanzado la droga en el mercado y han subrayado que esta operación pone de manifiesto una vez más que cualquier zona es "susceptible" de realizar un alijo.