Piden 12 años para un ex guardia civil y su sobrino por vender droga en Málaga y ocultarla en un capazo

MÁLAGA, 31 (EUROPA PRESS) La Fiscalía de Málaga ha solicitado seis años y tres meses de cárcel para un guardia civil, en situación administrativa de licencia por enfermedad, y la misma pena para su sobrino, al acusarlos a ambos de tráfico de droga, en concreto cocaína, sustancia que en una ocasión ocultaron en el capazo del bebé del último. Según las conclusiones provisionales del fiscal, presuntamente, ambos se dedicaban desde mediados de 2008 a la venta de cocaína, de forma que el agente era "quien adquiría la sustancia y concertaba las operaciones de venta"; mientras que el sobrino se encargaba "de su custodia, adulteración y, posterior, entrega de material a los compradores". Así, en el escrito de calificación inicial de la acusación pública, al que tuvo acceso Europa Press, se señala que en septiembre de 2008, un tercer acusado concertó con el sobrino del guardia civil la compra de 250 gramos de cocaína, conviniendo el día y la hora para la entrega. Ese día, el acusado y su tío fueron con sus parejas e hijos, para "no despertar sospechas", a Benalmádena (Málaga), lugar en el que se había concertado la cita con el individuo que les iba a dar la droga y que no ha sido identificado. Tras recibirla, ambos lo ocultaron en el capazo de un bebé y se dirigieron a la casa de uno de ellos. Poco más tarde, los dos fueron detenidos en las inmediaciones del domicilio del sobrino por agentes del grupo de Asuntos Internos de la Guardia Civil, interviniéndoles en el carrito del bebé el paquete con la droga, con un valor aproximado de 25.000 euros en la venta al por menor. En los registros practicados se intervinieron numerosos terminales de telefonía móvil, tarjetas SIM, una pistola de aire comprimido, dinero, según el fiscal procedente del tráfico de droga; una libreta con anotaciones, una balanza de precisión, envoltorios con cocaína y un revólver. Para el ministerio público, se trata de un delito contra la salud pública, en la modalidad de tráfico de sustancias que causan grave daño a la salud, solicitando para cada uno de los acusados las penas de seis años y tres meses de prisión y una multa de 50.000 euros.