Policía Nacional detiene a 6 personas y desarticula un grupo que robaba violentamente en casas de prostitutas

Un español solicitaba los servicios de las meretrices chinas y el resto de la banda irrumpía en el local para robar

MADRID, 08 (EUROPA PRESS)

Agentes de Policía Nacional han desarticulado una organización criminal dedicada a robar con violencia en domicilios habitados por prostitutas y ha detenido a cinco de sus integrantes, todos de nacionalidad china, a un español y a otros dos individuos por infracción de la Ley de Extranjería, informó hoy la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Los agentes del Grupo V de la Unidad Contra las Redes de Inmigración y Falsificación (UCRIF) de la Brigada Provincial de Extranjería y Documentación iniciaron la investigación a principios de año, cuando advirtieron la existencia de un grupo delictivo integrado por ciudadanos de nacionalidad china que se dedicaba a cometer robos con violencia o intimidación en locales de alterne regentados por compatriotas suyos.

A raíz de las primeras pesquisas, los investigadores lograron conocer el 'modus operandi', siempre idéntico, que los componentes de la banda seguían minuciosamente en todos sus golpes. Así, la organización estaba formada por jóvenes de entre 20 y 30 años, así como por un ciudadano español, que era quien solicitaba los servicios de prostitución en viviendas habitadas por meretrices chinas para que éstas le franquearan la entrada. Una vez abierta la puerta, era el encargado de permitir que el resto de los integrantes del grupo irrumpieran violentamente en el domicilio.

El motivo de que la banda criminal se sirviera de un español para lograr que las propietarias abrieran radicaba en que éstas tenían conocimiento de los actos delictivos que podían sufrir por parte de sus compatriotas, por lo que jamás recibían a personas de su misma nacionalidad. De esta manera, su negocio se orientaba únicamente hacia clientes españoles.

Dentro de la vivienda, los asaltantes se adueñaban de todos los efectos de valor que encontraban, así como del dinero en efectivo. Mientras tanto, uno o dos miembros de la organización permanecían en el exterior del inmueble para avisar a sus compinches en caso de que detectaran la presencia policial.

Las vigilancias y seguimientos que los agentes del Grupo V establecieron sobre la banda permitieron que fueran arrestados cuando iban a cometer un nuevo asalto. Paralelamente, y en colaboración con los policías municipales de la Comisaría de Tetuán, fueron arrestados otros cuatro integrantes de la organización cuando se disponían a abandonar el inmueble asaltado.

TIC EN LOS ROBOS

Fruto de las investigaciones practicadas, los agentes advirtieron el elevado nivel de especialización de los ahora detenidos que se servían del correo electrónico y de los 'chats' para comunicarse entre sí.

Sin embargo, éstos no fueron los únicos obstáculos con los que se toparon los agentes, toda vez que operaciones de esta magnitud cuentan con la dificultad añadida de que las víctimas, en numerosas ocasiones, optan por no interponer la pertinente denuncia.

Entre los efectos intervenidos en la operación cabe destacar una pistola con el número de serie borrado, dos cuchillos, ordenadores portátiles, varios teléfonos móviles, guantes y unos 500 euros en efectivo.