Prisión para cinco de los nueve 'ángeles del Infierno' detenidos en Barcelona

BARCELONA, 23 (EUROPA PRESS)

El titular del Juzgado de Instrucción número 19 de Barcelona decretó hoy prisión para cinco de los nueve 'ángeles del Infierno' que fueron detenidos el martes en la capital catalana por amenazas, extorsión, coacciones, asociación ilícita, posesión ilícita de armas, tráfico de drogas y delitos conexos, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Tras tomar declaración a los nueve detenidos durante todo el día, el magistrado dejó en libertad a un chico y una chica, quienes aseguraron que no pertenecían a la banda de moteros y no tenían ninguna relación con los 'ángeles del Infierno', y a otras dos personas más.

La Guardia Civil y los Mossos d'Esquadra detuvieron a 22 miembros de la banda en la región metropolitana de Barcelona y otras seis provincias españolas, un grupo con estructura paramilitar, ideología neonazi y vinculado a otras ramas internacionales de los 'Hell's Angels', sobre todo la italiana.

Entre los detenidos, se encuentra un integrante de los 'Casuals' --la facción más violenta de los Boixos Nois--, quien la semana pasada agredió a un miembro de los servicios de seguridad del FC Barcelona en Munich. Además, en los años 90, fue condenado a 27 años de cárcel por el asesinato de un miembro de la peña radical Brigadas Blanquiazules del RCD Espanyol.

La operación policial, denominada 'Valkiria y Grigori', está vinculada a otra realizada en octubre de 2007, cuando los Mossos detuvieron a ocho miembros del mismo grupo por delitos similares y dos de ellos fueron arrestados de nuevo el martes.

El grupo se dedicaba presuntamente a cobrar deudas como si fueran una empresa de cobro de morosos, y a extorsionar a otros grupos de motoristas que querían organizar encuentros en Barcelona y sus alrededores o realizar conciertos de música 'heavy' para que les contrataran como servicio de seguridad.

'VALKIRIA Y GRIGORI'

En el marco de la operación policial, se practicaron más de una treintena de registros, de los que, al menos cinco, se realizaron en el barrio del Poblenou de Barcelona, aunque también hubo en Sant Adrià de Besòs, Badalona, Mataró, Terrassa, Rubí, Sant Cugat del Vallès, L'Hospitalet de Llobregat y Vilafranca del Penedès (Barcelona).

Fuera de Catalunya, se realizaron registros en Madrid, Parla (Madrid), Valencia, Benetusser (Valencia), Alicante, Málaga, Mijas (Málaga), San Pedro del Pinatar (Murcia), Galdar y Tamaraceite (Gran Canaria). En todas las localidades hubo, por lo menos, un detenido.

En los registros se encontró munición de guerra, armas blancas y de fuego prohibidas --como espadas, navajas, puñales, pistolas, escopetas, una ametralladora--, ballestas, porras extensibles, defensas eléctricas, cerbatanas, bates de béisbol, esposas, chalecos antibalas, pasamontañas, un kilo de cocaína, marihuana, unos 200.000 euros en efectivo (además de libras esterlinas), chaquetas identificativas, documentación diversa, varios objetos y libros de simbología y contenido neonazi.