Seis detenidos en una operación contra la venta drogas en una discoteca de la calle Arenal

Se encontró droga en los revestimientos de la sala inspeccionada

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Seis personas han sido detenidas en una operación en un conocido local nocturno de ocio del centro de la capital, ubicado en la calle Arenal, donde se encontraron múltiples bolsas de droga de diferente tipos, tanto en manos de los clientes como en los revestimientos de la sala.

En la operación colaboraron agentes de Policía Nacional con la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta, la Brigada Provincial de Policía Judicial, Unidades de Intervención Policial y miembros de Policía Municipal. En primer lugar, los agentes identificaron a la clientela que se encontraba en la sala y arrestaron a seis personas por delitos contra la salud pública y reclamación judicial.

Además, se incautaron de diversas drogas estupefacientes que o bien poseían los clientes o se hallaban distribuidas por el piso del local. Entre ellas, cabe reseñar 21 bolsitas transparentes y otras dos de color azul de cocaína, seis cigarros y cinco trozos de hachís, cinco bolsas de "cristal", tres pastillas azules y una blanca de "éxtasis", un gramo de cocaína, tres cápsulas "Limovan" y un bote con trece pastillas variadas.

Además, los policías levantaron ocho actas por consumo y/o tenencia de estupefacientes y armas, y una general por la sustancia encontrada esparcida por todo el establecimiento. Las actas levantadas seguirán el procedimiento administrativo establecido para proceder a iniciar los expedientes sancionadores oportunos.

La operación se gestó a partir de los controles esporádicos que los agentes desplegaban por la zona próxima al local nocturno. Así detectaron a diferentes grupos que acudían a la sala supuestamente para consumir y adquirir todo tipo de sustancias estupefacientes.

A partir de estas informaciones, y dada la enorme afluencia de público que se congregaba en este establecimiento, los policías confeccionaron un dispositivo perfectamente coordinado con otras unidades para evitar los problemas derivados de la concentración de numerosas personas. Asimismo, la operación permitiría chequear todas las instalaciones y comprobar que se adecuaban a la normativa municipal.