Sucesos.- Detenido en Plasencia el sospechoso de romper los cristales de dos vehículos para robar objetos de su interior

PLASENCIA (CÁCERES) Agentes de la Policía Local de Plasencia detuvieron el pasado jueves, día 5, en dicha localidad cacereña a un individuo sospechoso de romper los cristales de dos vehículos para, posteriormente, sustraer varios artículos de su interior. La detención de esta persona se produjo después de que un vecino de la calle Félix Rodríguez de la Fuente en el citado municipio, zona en la que estaban aparcados ambos vehículos, alertara a los policías acerca de los acontecimientos, según concretó hoy el Ayuntamiento de Plasencia en nota de prensa. Hasta el lugar de los hechos se trasladaron dos patrullas del Cuerpo Local de Policía de Plasencia. Tras peinar la zona, los agentes procedieron a la detención del sospechoso, quien se encontraba en posesión de varios artículos que había sido supuestamente extraídos de los coches en cuestión. Entre los objetos que se le incautaron están una mochila de color azul, dos equipos reproductores de música de coche, tres pares de gafas de sol, un porta CD con 17 discos, una docena de CD sueltos, un bolso pequeño de color amarillo, unos auriculares, dos linternas, tres alicates, un alicate multiusos, una navaja, tres destornilladores, un cutter, así como una bicicleta marca Shimano Executive. CONDUCTORES EBRIOS Por otro lado, el consistorio placentino informó hoy de que durante el pasado fin de semana efectivos de la Policía Local detuvieron en la localidad a dos individuos que conducían sus respectivos vehículos "bajo la influencia de bebidas alcohólicas". En concreto, indicó, la primera detención tuvo lugar el pasado sábado, día 7, a las 11,45 horas, en el semáforo situado en el cruce de la Avenida Alfonso VIII con la calle Talavera en el municipio cacereño. El conductor fue arrestado, después de que las correspondientes pruebas de alcoholemia arrojaran un índice de 0,91 miligramos de alcohol por litro sangre. La segunda detención, en cambio, se llevó a cabo ayer domingo, día 8, a las 10,30 horas, en la Plaza de Los Enamorados en el Barrio de San Lázaro en la localidad. Al ser sometido a la prueba de alcoholemia, el detenido arrojó un resultado de 0,75 miligramos de alcohol por litro de sangre. La tasa de este último detenido sobrepasaba por cuatro la permitida legalmente, ya que aún era novel.