Tres detenidos en Valladolid que compraron dos ordenadores y una televisión con documentación robada

VALLADOLID, 25 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Policía Nacional detuvieron en Valladolid a tres salmantinos que compraron en un establecimiento dos ordenadores portátiles y una televisión, valorados en 1.100 euros, con documentación robada.

En concreto, en la tarde de ayer se detuvo a Antonio J.C, de 37 años; José E.B, de 34; y Manuel Francisco H.S, de 44 años, todos ellos salmantinos y domiciliados en la capital charra, según informaron a Europa Press fuentes del Cuerpo Nacional de Policía, que apuntaron que el primero de los detenidos carece de antecedentes policiales mientras que los otros dos ya fueron arrestados anteriormente por delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico.

Las detenciones se pudieron llevar a cabo gracias a la colaboración ciudadana, dado que los presuntos compradores levantaron las sospechas de los servicios de financiación de la tienda de electrodomésticos, al observar que la foto del Documento Nacional de Identidad aportada para financiar las compras difería de la imagen del que decía ser el legítimo propietario del mismo.

A continuación, y tras adquirir dos ordenadores portátiles y un televisor, manifestaron su intención de acudir a por la mercancía el mismo día 24 por la tarde, dado que en ese momento no estaba disponible en el comercio, por lo que los hechos fueron puestos en conocimiento de la Policía.

Tras tener noticia de los mismos, el Grupo de Delincuencia Económica asumió la investigación y se puso en primer lugar en contacto con el presunto comprador, quien manifestó que él no se había desplazado a la ciudad de Valladolid para realizar ninguna compra, y que en enero de 2009 denunció la sustracción de su cartera en la Comisaría de Salamanca.

A raíz de estos datos, los agentes decidieron establecer un dispositivo en los alrededores del establecimiento comercial, al objeto de identificar a los presuntos compradores y proceder en su caso a la detención de los mismos.

Tras varias horas esperando, sobre las 17.30 horas, a bordo de un vehículo llegaron los presuntos responsables de la compra fraudulenta y uno de ellos entró en la tienda de electrodomésticos para llevarse parte de la mercancía, dado que no tenían todo lo solicitado, y manifestó que volverían más tarde a recoger lo que faltaba.

Tras salir del establecimiento con uno de los ordenadores portátiles comprado fraudulentamente, los agentes que se encontraban en los alrededores procedieron a su identificación y posterior detención.

Los detenidos, junto con las diligencias policiales pasarán en el día de hoy a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de los de Valladolid.