Un total de 32 detenidos en la Operación "Zombi", que desmantela una red de tráfico de drogas en La Mancha

CUENCA, 6 (EUROPA PRESS)

La Operación contra la droga denominada "Zombi", que la Guardia Civil ha desarrollado desde mayo de 2008 principalmente en La Mancha conquense, se ha saldado con 32 detenidos. La operación ha permitido desmantelar una red de tráfico de droga y se ha llevado a cabo en cinco provincias españolas --Madrid, Valencia, Alicante, Albacete y Cuenca-- pero sobre todo en San Clemente (Cuenca).

La red se dedicaba principalmente a la distribución de cocaína, hachís y marihuana en el ámbito local. Además, disponía de dos laboratorios en Valencia para cortar, prensar y embalar la cocaína, según informó en rueda de prensa el subdelegado del Gobierno en la provincia, Julio Magdalena.

La Guardia Civil se ha incautado de más de 1.300 gramos de cocaína, así como 35 kilos de sustancias de corte; asimismo, se intervinieron más de dos kilos de hachís, 1.600 gramos de marihuana, así como 33 pastillas de éxtasis, diez unidades de LSD, cuatro gramos de speed, seis de cristal y 30 plantas de marihuana.

También había más de 35.000 euros, 3.000 pesos colombianos, dólares americanos y algunas armas de fuego, entre ellas un revólver del calibre 22 y una pistola detonadora.

En San Clemente y su zona de influencia, localidades como Casas de Fernando Alonso o Santa María del Campo Rus, se han llevado a cabo la mayoría de las detenciones y registros, y la Guardia Civil no descarta que puedan quedar flecos en la operación, que permitan realizar nuevos registros.

El jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Cuenca, el teniente coronel Amador Escalada, resaltó en rueda de prensa la importancia de la operación "porque no hay que separarla de otras. Ha habido otras en Quintanar del Rey, en Las Pedroñeras, y habrá más operaciones" y añadió que "hablamos de un tráfico de cierta importancia, y el resto quizá sea pequeño tráfico, pero desde el punto de vista de un padre es muy importante".

Los detenidos eran todos de nacionalidad española, excepto cuatro colombianos y un búlgaro. Existían cuatro grupos, ubicados en San Clemente y su zona de influencia, que a pesar de ser independientes estaban relacionados sus miembros.

La diferencia entre los grupos, según la Guardia Civil, era la zona del suministro de droga. Había tres vías de entrada: una por Alcorcón (Madrid), otra de Valencia y una tercera en la que, aunque la droga provenía de Valencia, lo hacía vía Albacete.