Cárcel para cuatro Latin Kings por asesinar a un joven en Madrid

MADRID (Reuters) - Cuatro ecuatorianos integrantes de la banda de los "Latin Kings" han sido condenados a 17 años de prisión por el asesinato de un adolescente dominicano en Madrid en noviembre de 2005 en un ataque contra la banda rival de los "Ñetas".

Romel Vinicio Pinto Rosero, Carlos Eduardo Yepes Macías, Juan Carlos Morán Burbano y Luis Alcides Cox han sido condenados por la Audiencia Provincial de Madrid como autores de un delito de asesinato en la persona de Jimmy Junior Ureña del Villar, de 18 años, en una sentencia con fecha 30 de abril pero conocida el jueves.

Además, no podrán aproximarse a la madre, Jacqueline del Villar, ni comunicarse con ella por cualquier medio por un tiempo de 10 años.

Otros cinco jóvenes más han sido condenados como autores de un delito de asociación ilícita en la modalidad de miembro activo de la organización, a un año y siete meses de cárcel.

Entre todos tendrán que indemnizar la madre con 115.000 euros por los perjuicios causados por la muerte de su hijo.

Los hechos ocurrieron en la noche del 4 de noviembre de 2005, cuando unos 40 "Latin Kings" atacaron a un grupo de "Ñetas" en una plaza en el sur de Madrid para vengar una agresión sufrida hacía unos días por uno de sus miembros y que atribuían a esta banda rival.

Tras entrar en la plaza al grito de "maten a esos hijos de puta", los "Ñetas" salieron huyendo, pero varios "Latin Kings" alcanzaron a Jimmy Junior, al que golpearon y derribaron, y dos de ellos le asestaron 18 puñaladas, según el relato de los hechos de la condena.

Yepes, Morán y Alcides ya fueron condenados a 25 años de cárcel cada uno en noviembre del año pasado por la Audiencia Provincial por el asesinato de Wilson Fernando Ríos Ordóñez, ocurrido en septiembre de 2005 en otra plaza en el sur de Madrid

Yepes, Morán, Romel Vinicio Pinto y un cuarto condenado fueron acusados por integración en banda armada en ese mismo juicio.

La sentencia vuelve a establecer la disolución de los "Latin Kings" en la Comunidad de Madrid, al igual que ya hizo la de noviembre del año pasado, al destacar la conducta violenta y los ajustes de cuentas con los "Ñetas", así como la violencia física y psíquica sobre sus propios integrantes.