Diez detenidos y seis heridos deja un enfrentamiento entre la policía e hinchas en Uuruguay

  • Montevideo, 22 mar (EFE).- La policía y seguidores del Peñarol de Montevideo se enfrentaron violentamente a la salida del Estadio Centenario con un saldo de 10 detenidos, seis agentes de policía heridos y cuatro coches de la policía dañados, informan hoy medios locales.

Diez detenidos y seis heridos deja un enfrentamiento entre la policía e hinchas en Uuruguay

Diez detenidos y seis heridos deja un enfrentamiento entre la policía e hinchas en Uuruguay

Montevideo, 22 mar (EFE).- La policía y seguidores del Peñarol de Montevideo se enfrentaron violentamente a la salida del Estadio Centenario con un saldo de 10 detenidos, seis agentes de policía heridos y cuatro coches de la policía dañados, informan hoy medios locales.

Los incidentes se produjeron cuando hinchas de Peñarol, uno de los clubes más importantes del país, trataron de agredir a los seguidores del equipo Defensor que salían del estadio tras el partido que habían disputado ambas escuadras.

Según relata el diario "El País", los agresores llegaron a atacar a varias personas, entre ellas mujeres y niños, que salían del partido vistiendo los colores violetas de Defensor, que ganó el encuentro y prolongó así la racha de seis años sin perder frente a Peñarol.

Un menor de once años tuvo que ser atendido por las emergencias médicas tras ser golpeado por los hinchas "carboneros".

Al parecer, los incidentes comenzaron nada más terminar el encuentro, cuando los frustrados seguidores de Peñarol comenzaron a insultar a un pequeño grupo de niños y mujeres seguidores de Defensor, a quienes lanzaron piedras, botellas y objetos contundentes y quienes se tuvieron que ir a ocultar en el vestuario visitante.

Tras este ataque, los 60 o 70 seguidores violentos que participaron en los hechos salieron al exterior del Centenario para ir a buscar a otros aficionados que se marchaban por otra de las puertas del estadio.

Allí intervino la policía a caballo que logró dispersar a los agresores y realizar algunos arrestos.

Los hechos de violencia son comunes en el fútbol uruguayo pese a las medidas de las autoridades para frenar esta lacra.

En noviembre de 2008, el torneo Apertura o primera fase de la Liga uruguaya, tuvo que suspenderse dos semanas tras una riña generalizada en la que participaron más de 200 seguidores del Nacional y el Danubio, los dos líderes del campeonato.

Por esos incidentes cuatro personas fueron condenadas a prisión y recibiron una prohibición de un año para acudir a cualquier estadio de fútbol.

Después de esos incidentes, el campeonato no pudo concluir y la última jornada quedó pendiente de disputa por motivos de seguridad y falta de acuerdo entre las autoridades de la Asociación Uruguaya de Fútbol y la Policía en la fijación de los escenarios para disputar los partidos decisivos.