La Audiencia de Madrid pena a ocho 'latin king' a 17 y 18 años de prisión por el asesinato de Jimmy Junior Ureña

La Sala absuelve a tres de los acusados de los delitos de asesinato y asociación ilícita

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a ocho miembros de la banda latina de los 'Latin Kings' a penas de 17 y 18 años y siete meses de prisión como autores responsables de un delito de asesinato por la muerte de Jimmy Junior Ureña del Villar, el joven de 18 años que murió por dieciocho puñaladas el 4 de noviembre de 2005 en una plaza de Ciudad Lineal.

En una sentencia hecha pública hoy, la Sección Vigésimo Tercera impone penas a nueve 'latin' por asesinato alevoso sin apreciar ensañamiento y asociación ilícita --uno sólo por este delito--, mientras que absuelve a tres de los acusados de los cargos que se les imputaba. El abogado de la acusación particular, Jesús Garzón, recurrirá la sentencia, si bien entiende que la pena impuesta se encuadra "dentro de los límites razonables" al ser los autores materiales dos menores.

Así, la Sala pena con 17 años de prisión a cuatro de los procesados por un delito de asesinato. Son Romel Vinicio Pinto Rosero, alias 'King Jordan'; Carlos Eduardo Yepes, apodado 'Carloco'; Juan Carlos Morán Burbano, 'King Cata'; y Luis Alcides Cox, alias 'Fénix'. Se les absuelve de asociación ilícita en virtud del principio 'nom bis in idem' al haber sido condenados ya por esta misma infracción penal en otro proceso penal.

A otros cuatro de los acusados se les impone otra pena de un año y siete meses por asociación ilícita, lo que se suma a los 17 años de cárcel por el asesinato. Se trata de Joffre Fernando Game Muñiz, alias 'Polaco'; Fabian Andrés Quezada Bravo, 'Fabi-ka'; Daniel Geovanny Fernández, alias 'Flo'; y Elvis Darwim Pino, 'Paul'.

Los condenados por el crimen deberán indemnizar con 115.000 euros a la madre de la víctima, Jacqueline del Villar. A los ocho se les prohíbe aproximarse a Jacqueline en cualquier lugar en que se encuentre, así como acercarse a su domicilio, lugar de trabajo y a cualquier otro que frecuente, y a comunicarse con ella por cualquier medio por un tiempo de diez años.

Asimismo, se pena con un año y siete meses de cárcel a Fernando Giovanny Tupíz por asociación ilícita. Además, se absuelve de todos los cargos a José Leonel Loor, Dario Heriberto Cachipuendo y Carlos Luis Rubio.

Varios de los condenados son los mismos que dos meses antes de la muerte de Jimmy acabaron con la vida de Wilson Fernández Ríos Ordóñez, a quien también confundieron con un integrante de la banda rival de los 'Ñeta'. La Audiencia madrileña condenó a cuatro miembros de esta banda a 27 y 28 años de prisión por este asesinato.

DISOLUCIÓN DEL REINO INCA

Por otro lado, la Sala acuerda la disolución de la 'Sagrada Tribu America Spain', fundada el 14 de febrero de 2000 por el máximo de la banda, Eric Javier Velastegui Jara, 'El Padrino'. La disolución se refiere al Reino establecido en la Comunidad de Madrid, conocido como Inca.

La Audiencia de Madrid ordenó ya en junio de 2007 la disolución de esta banda latina en la región, condenando a once cabecilla de los 'Latin' a 20 años de prisión, entre ellos 'El Padrino'. Esta sentencia fue el comienzo de la desaparición paulatina de la escisión de la matriz de los 'Latin' creada por Eric, que cuenta actualmente con 50 integrantes activos en Madrid.

La sentencia considera probado que la tarde del 4 de noviembre de 2005, con motivo de una agresión a un miembro de la banda por parte de unos 'Ñetas', se acordó celebrar una reunión para dar una respuesta al ataque. Así, 'Fenix' y 'Flo' convocaron a los 'Latin'en un parque de la Plaza de Bami, en Ciudad Lineal.

Los 'Reyes' ordenaron a los menores comprobar el número de miembros del grupo rival que había en la plaza de la Reverencia. Tras ello, proyectaron sobre un plano la entrada en la plaza a través de cuatro grupos formados por diez personas, que debían de ir provistos de cuchillos, palos y bates.

A LA CAZA DE LOS 'ÑETAS'

Según lo planeado, sobre las 23.30 horas cada uno de los grupos irrumpió por un lado de la plaza para impedir la huida de sus víctimas. Al grito de 'maten a esos hijos de puta', los 'Latin' procedieron a la caza de los 'Ñetas', siendo alcanzado Jimmy Junior Ureña del Villar, en la calle del Misterio en la confluencia de Arturo Soria con Alcalá.

Los agresores rodearon al dominicano y le golpearon hasta derribarlo, al tiempo que los presentes jaleaban 'mátalo, mátalo'. En el suelo, dos 'Latin' le propinaron hasta 18 cuchilladas con dos navajas distintas, mientras que el resto le pateaba la cabeza. Cuando lo dejaron sin vida, los asesinos se dieron la fuga. Jimmy murió desangrado.

Los asesinatos de Wilson y Jimmy propiciaron una de las mayores operaciones policiales contra la banda latina en la que se detuvo a 33 personas, entre ellos importantes 'Reyes Coronados'. El golpe policial se produjo gracias a la coordinación entre el Grupo de Homicidios de la Brigada de Policía Judicial, la Unidad de Tribus Urbanas de la Brigada de Información y la Policía Municipal.