La Policía detiene en Gijón a cinco integrantes de la banda los 'Netas' en una operación que sigue abierta

GIJÓN, 24 (EUROPA PRESS)

La Policía Nacional de Gijón ha detenido hoy a cinco jóvenes integrantes de la banda juvenil de los 'Ñetas' --dos menores y tres mayores de edad-- a los que se les imputa un delito de asociación ilícita. Estas detenciones responden al plan de choque puesto en marcha para frenar cualquier intento de avance de la delincuencia por parte de bandas juveniles en la ciudad, según informó la Policía mediante una nota de prensa.

Entre estos últimos detenidos se encuentran un varón colombiano que desempeñaba el cargo de Segundo en el Capítulo y estaba encargado de las relaciones del Grupo con miembros de Madrid. Un menor de 17 años, de origen colombiano que ya había sido detenido en el altercado de la discoteca Oasis del año 2007.

Un varón de 18 años de edad, y una chica menor de edad ambos de origen ecuatoriano y un joven, de 18 años natural de Madrid y vecino de Gijón. De estas detenciones se dio cuenta al Juzgado de Instrucción número Cuatro de los de Gijón encargado de la investigación y al Fiscal De Menores del Tribunal Superior de Justicia de Asturias.

Agentes de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Gijón han venido deteniendo desde Octubre del año 2007 a un total de cuarenta y cinco personas, la mayoría menores de edad, por diversos altercados, riñas multitudinarias y agresiones.

En el transcurso del operativo llevado a cabo a principios del mes de abril, contra la 'Asociación Pro Derechos del Confinado' o 'Ñetas', se detuvo a nueve menores de edad y cinco mayores, a quienes fueron intervenidas dos pistolas simuladas --una de ellas manipulada para su utilización en fuego real-- y un pincho o punzón artesanal, así como diversa documentación sobre el supuesto decálogo de principios o "literatura" de la banda.

La supervisión y control sobre este incipiente grupo integrado por inmigrantes de segunda generación, permitió averiguar que se estaba tratando de consolidar en la ciudad, emulando una banda latina y que, bajo la supervisión de un líder, mantenía una estructura rígida y piramidal con el reparto de roles entre sus integrantes, existiendo un encargado de imponer la disciplina y la obediencia en el grupo, un responsable económico y un secretario.

RECUERDO AL FUNDADOR

Además utilizaba una simbología propia (collares, pañuelos, vestimenta), y ritos y ceremonias llevados a cabo en dos parques conocidos de la ciudad de Gijón --en el de la Serena-- donde celebraban reuniones semanales y --en el de los Pericones- donde se congregaban mensualmente en recuerdo de la fecha del fallecimiento de su fundador, Carlos Inocencio Torres Meléndez o 'Carlos la Sombra'.

Los miembros de este grupo pasaban por diferentes fases en su integración siendo denominados entonces como convivientes, guerreros voluntarios o 'Ñetas' juramentados.

Para evitar que este grupo en periodo embrionario degenere en un grupo delictivo que haga de la violencia su seña de identidad, además de reforzar la presencia policial en las zonas de ocio y de reunión juvenil, se colabora estrechamente con la Fiscalía para alejar a los menores del influjo de estas bandas.

Además el Delegado de Relaciones Ciudadanas, en permanente contacto con las Asociaciones de Vecinos, y Colectivos de Inmigrantes, es el encargado de informar en los diferentes centros educativos de la ciudad de la problemática de estas conductas, de las artimañas utilizadas por las bandas para captar nuevos adeptos y de los canales a seguir para poder colaborar con la Policía.