Apdha y Enlace piden igualdad en el acceso a la salud para los presos


SEVILLA|

La tasa de infección por VIH en el exterior está entre el 1,5% y el 3%, mientras que en las cárceles andaluzas el porcentaje alcanza casi el 10%

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha) y la Federación Andaluza Enlace, con motivo este jueves del Día Internacional de Acción contra el SIDA, denuncian las carencias en materia sanitaria que sufren las personas presas en España. A juicio de ambas entidades, esta población "no ha sido condenada a carecer del derecho a la salud y, sin embargo, el acceso a la salud dentro de prisión es bastante precario".

Según un comunicado, en los centros penitenciarios se encuentran enfermedades "prácticamente erradicadas" en el exterior como el caso del VIH. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) calcula la tasa de población infectada por VIH en el exterior entre el 1,5 y el 3 por ciento, mientras que entre las personas privadas de libertad en las cárceles andaluzas el porcentaje alcanza casi el 10 por ciento, según los datos de la Sociedad Andaluza de Enfermedades Infecciosas (SAEI). En España, se encuentran actualmente en tratamiento antirretroviral 2.360 personas y la cifra va en aumento, a tenor de los datos publicados por el Gobierno.

Además, apuntan, el estado de salud de la población reclusa "está muy deteriorado", ya que las personas internas infectadas por VIH con frecuencia presentan otras patologías, como la Hepatitis C. Así, de las 13.000 personas en prisión que actualmente tienen Hepatitis C en España, el 40 por ciento también tiene SIDA. A pesar de ello, añaden que estas personas "carecen del adecuado acompañamiento médico especializado, debido a la pérdida constante de citas médicas, la falta de tratamientos acordes a su patología y es frecuente que, en ocasiones, fallezcan bajo el sistema penitenciario", denuncia estas organizaciones.

Es por ello fundamental, afirman, que se apliquen una serie de medidas que planteamos en el reciente informe 'Sanidad en Prisión. La Salud Robada entre Cuatro Muros'. La principal es que la sanidad penitenciaria pase a depender del sistema público de salud, tal como pidió de manera unánime este jueves el Congreso y hace tan solo un mes el Senado.

Además, la Apdha y Enlace reclaman medidas urgentes para garantizar un tratamiento adecuado a la población reclusa infectada por VIH y Hepatitis C, la puesta en marcha de acciones de prevención dirigida a personas que padezcan toxicomanía y SIDA, que permitan poner fin a la masificación en las cárceles, la excarcelación de personas con enfermedades graves e incurables, el inicio de procedimientos de reconocimiento de discapacidad y apoyar a las familias de las personas presas.

Además, en este día, ambas entidades reivindican aumentar el número de campañas de difusión de la prueba del VIH para evitar el diagnóstico tardío y conseguir el objetivo de Onusida de que el 90 por ciento de las personas con VIH esté diagnosticada. Según el último informe del MSSSI, un 46,5 por ciento de los nuevos diagnósticos en el año 2015 se realizaron de forma tardía. Asimismo, es necesario facilitar el acceso a tratamiento a todas las personas con VIH, con independencia de si tienen documentación en regla o no, derogando el Real Decreto-Ley 16/2012.

Por todo ello, Apdha ha convocado para este jueves, junto a entidades de Enlace como Anydes y Andad, una Caravana a las Cárceles, que ha partido a las 17,00 horas de la explanada de Renfe de El Puerto de Santa María, con el objetivo de reivindicar derechos, salud y dignidad para las personas presas y sus familias.

Según datos del mes pasado de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, un total de 60.000 personas se encuentran privadas de libertad en España y 14.000, en Andalucía, apuntan ambas organizaciones.