Apenas un seis por ciento de los delincuentes sexuales reinciden, menos que los demás criminales

  • Barcelona, 1 abr (EFE).- Un estudio sobre los condenados por delitos sexuales que han pasado por las prisiones catalanas desmonta los tópicos que existen sobre su riesgo de reincidencia, ya que lo sitúa muy por debajo del de otros delincuentes, puesto que sólo un 5,8 por ciento vuelve a cometer un agresión de este tipo.

Apenas un seis por ciento de los delincuentes sexuales reinciden, menos que los demás criminales

Apenas un seis por ciento de los delincuentes sexuales reinciden, menos que los demás criminales

Barcelona, 1 abr (EFE).- Un estudio sobre los condenados por delitos sexuales que han pasado por las prisiones catalanas desmonta los tópicos que existen sobre su riesgo de reincidencia, ya que lo sitúa muy por debajo del de otros delincuentes, puesto que sólo un 5,8 por ciento vuelve a cometer un agresión de este tipo.

La investigación, pionera en España, concluye que la tasa de reincidencia de los delincuentes en general es de un 37,4 por ciento, mientras que la de los condenados por delitos sexuales es de un 19%, cifra que se reduce al 5,8% cuando se trata de cometer una nueva agresión sexual, ya que un 6,5% reincidirá en otro acto violento y un 6,2% de otro tipo.

La consellera de Justicia, Montserrat Tura, que ha presentado los datos del estudio en conferencia de prensa, ha subrayado que los resultados "rompen los tópicos" que atribuyen a los delincuentes sexuales una reincidencia mucho mayor que la del conjunto de personas que han pasado por prisión.

Consciente de que los delitos sexuales crean "preocupación social", sobre todo por casos de reincidentes múltiples como el del segundo violador del Eixample, Tura ha dejado claro que es imposible eliminar por completo el riesgo de reincidencia, aunque ha defendido los buenos resultados de los tratamientos que estos presos siguen en las prisiones.

El Centro de Estudios Jurídicos y Formación Especializada del Departamento de Justicia de la Generalitat es el autor del estudio, que se basa en el seguimiento de todos los delincuentes sexuales liberados entre 1998 y 2003 de las cárceles catalanas, un total de 315, que han estado en prisión entre uno y quince años, en función de la gravedad del delito -desde una violación hasta un acoso sexual o exhibicionismo.

Además del seguimiento de estos reclusos, durante una media de siete años tras salir de prisión, los responsables de la investigación han realizado entrevistas a 14 de estos delincuentes, nueve de ellos reincidentes y cinco no reincidentes para conocer los factores que facilitan la reinserción en la sociedad.

En este sentido, los investigadores han constatado que evitar las conductas de riesgo -como quedarse a solas con niños en el caso de los pederastas- y tener relaciones normalizadas de pareja y amigos son factores importantes a la hora de evitar la reincidencia.

El miedo a volver a entrar en prisión también influye en la conducta de estos delincuentes.

Por contra, los factores de riesgo para la reincidencia son el aislamiento social, la insatisfacción, los estados depresivos, el contacto con víctimas potenciales, el consumo de drogas o los pensamientos que justifican el delito.

Entre los condenados por delitos sexuales, el riesgo de reincidencia no es siempre el mismo y, aunque el estudio no lo detalla, el psicólogo e investigador del Grupo de Estudios Avanzados en Violencia de la Universidad de Barcelona (UB) y uno de los autores del estudio, Carlos Soler, ha señalado que los más reincidentes son los que condenados por delitos en los que la víctima es un niño de sexo masculino.

Tura ha admitido que el estudio no da respuesta a todos los casos de delitos sexuales pero que sí es "una radiografía" de los agresores sexuales basada en datos reales, un ejercicio que, ha asegurado, nunca hasta ahora se había hecho en España.