Centenares de presos rechazan con una huelga un reglamento carcelario en Colombia

  • Bogotá, 4 may (EFE).- Centenares de ex paramilitares presos en Colombia entraron hoy en una huelga indefinida para rechazar un reglamento carcelario que les retiró los privilegios de los que gozaban en prisión, informaron portavoces de los detenidos.

Centenares de presos rechazan con una huelga un reglamento carcelario en Colombia

Centenares de presos rechazan con una huelga un reglamento carcelario en Colombia

Bogotá, 4 may (EFE).- Centenares de ex paramilitares presos en Colombia entraron hoy en una huelga indefinida para rechazar un reglamento carcelario que les retiró los privilegios de los que gozaban en prisión, informaron portavoces de los detenidos.

Los reclusos no concurrirán a diligencias judiciales ni firmarán notificaciones para estas vistas, dejarán de recibir a sus defensores y suspenderán sus actividades de trabajo o estudio, dijo a la prensa el responsable de derechos humanos de este colectivo en la Cárcel Modelo de Bogotá, Alcides Moreno.

"La decisión (de entrar en la huelga) es a nivel nacional", aseguró el portavoz de los ex paramilitares, que puso en duda la autoridad del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) para someterlos a un nuevo reglamento.

La normativa alcanza a los antiguos ultraderechistas que comparecen en procesos judiciales previstos dentro de la llamada Ley de Justicia y Paz y que alcanzan a sindicados de crímenes atroces que dejaron las armas en virtud del diálogo de paz de las hoy disueltas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) con el Gobierno.

El nuevo reglamento los despojó de las "condiciones especiales" de las que gozaban en los presidios, como el uso de teléfonos móviles y computadores personales, lo mismo que visitas durante dos días a la semana.

En lugar de computadores, el Inpec decidió crear una zona común en la que estos ex paramilitares puedan "acceder a servicio de internet bajo control de uso y horario".

La normativa también establece que los ex paramilitares que comparecen en procesos de justicia y paz, que son 935, serán recluidos en la cárcel de la localidad de Tierralta (noroeste) o en pabellones de diez presidios del país.

Uno de estos pabellones está en la cárcel de máxima seguridad de Itagüí, población vecina a Medellín en la que permanecen los ex jefes de las AUC que no han sido reclamados en extradición por Estados Unidos o que están pendientes de ser entregados.

El Gobierno colombiano extraditó hace un año a ese país a quince antiguos mandos de la organización, entre ellos Salvatore Mancuso, su antiguo jefe principal, todos ellos reclamados por narcotráfico, lavado de activos y financiación al terrorismo.