Condenado a muerte un yemení acusado de espiar para Israel

  • Saná, 23 mar (EFE).- Un tribunal de la seguridad del Estado de Yemen condenó hoy a un ciudadano yemení a la pena capital y a otros dos a penas de cárcel después de encontrarlos culpables de espiar a favor del Estado de Israel.

Condenado a muerte un yemení acusado de espiar para Israel

Condenado a muerte un yemení acusado de espiar para Israel

Saná, 23 mar (EFE).- Un tribunal de la seguridad del Estado de Yemen condenó hoy a un ciudadano yemení a la pena capital y a otros dos a penas de cárcel después de encontrarlos culpables de espiar a favor del Estado de Israel.

Basam al Haidari fue condenado a la pena de muerte, mientras que Ali Abdala Saleh al Mahfa recibió una pena de cinco años de cárcel y Emad al Remi fue sentenciado a pasar tres años en prisión.

En el juicio, que comenzó el pasado 10 de enero en la capital yemení, la fiscalía les había acusado de espiar para Israel y de intentar dañar las relaciones políticas y diplomáticas yemeníes con el extranjero.

"Las evidencias presentadas por la Fiscalía General han sido suficientes para condenar a los acusados", comentó el presidente del tribunal, Mohsen Alwan.

Tras escuchar al juez, los tres condenados, con edades comprendidas entre los 23 y los 26 años, comenzaron a gritar que las penas eran injustas y aseguraron que apelarán la sentencian, como pudo constatar Efe.

Los acusados fueron detenidos el pasado octubre por su supuesta relación con un grupo radical islámico conocido como "Al Yihad al Islami".

Según la fiscalía, los sospechosos mantuvieron contacto a través de internet con la oficina del primer ministro israelí para ofrecer sus servicios a los aparatos de seguridad e inteligencia de Israel.

Asimismo, se les acusa de adoptar una falsa identidad y de responsabilizarse de atentados que no han cometido con la única finalidad de extender el terror entre la población yemení.

Este grupo asumió la autoría del ataque del 17 de septiembre pasado contra la embajada estadounidense en Sana, que causó la muerte de 18 personas, incluidos los seis miembros del comando atacante.