De Juana Chaos niega la autoría de la carta que se leyó en su homenaje y la atribuye a una fabricación de los medios

Preguntado si está arrepentido por los asesinatos que cometió, dice que lo que siente o no siente forma parte del pasado MADRID, 1 (EUROPA PRESS) El ex preso etarra Ignacio de Juana Chaos afirma que ya no forma parte de la organización terrorista y que ETA no puede decirle "qué hacer o no hacer". Además, asegura que volverá a España para comparecer ante las autoridades judiciales si el Reino Unido decreta su extradición. En una entrevista concedida al diario irlandés 'The Irish Times' y recogida por Europa Press, De Juana niega la autoría de la carta leída durante el homenaje que se le rindió en San Sebastián el pasado mes de agosto tras su salida de la cárcel y critica que se trata de una "fabricación" de los medios de comunicación. "Yo ya no soy miembro de ETA y ETA no puede ordenarme qué hacer o qué no hacer", sostiene antes de reconocer que, en caso de que el tribunal de Belfast que estudia su extradición decida aceptar la solicitud de la Audiencia Nacional, volverá a España. Además, defiende que está cumpliendo las medidas cautelares que le han sido impuestas y desvela que, cuando tuvo conocimiento de la investigación, consultó con sus abogados la posibilidad de expresar su "buena disposición" a redactar un comunicado o hablar directamente con una delegación de autoridades judiciales españolas que viajara a Irlanda. De Juana explica que decidió instalarse en Belfast después de que le fuese denegado el pasaporte para viajar a América del Sur y como consecuencia de las "amenazas" que sufrieron él y su mujer, Irati Aranzabal, a su salida de prisión, que le hicieron "la vida imposible" en el País Vasco. En la entrevista, realizada en un bar de Belfast y ante su abogado, De Juana niega también relaciones con miembros del Sinn Féin que no hayan sido encuentros casuales. "Cuando voy en taxi, a menudo me encuentro con taxistas que también han estado en prisión, así que tenemos cosas en común", sostiene. "Si el Gobierno español hace la misma aproximación al conflicto vasco que el de Londres hizo a Irlanda del Norte, y reconoce su derecho de autodeterminación, las cosas pueden mejorar --asegura sobre el futuro de la violencia--. Si el País Vasco puede decidir libremente sobre su futuro, el conflicto puede no ser más un conflicto". En este contexto también comenta el reciente rebrote de la violencia en Irlanda del Norte por grupos disidentes del IRA y mantiene que el pueblo irlandés debe "resolver sus diferencias en paz y a través de la negociación". "EN UN CONFLICTO TODO EL MUNDO SUFRE" Además, preguntado por si entiende el dolor de las víctimas, asegura que "en un conflicto todo el mundo sufre" y afirma que no quiere "que otra madre tenga que llorar a su hijo en nuestro país". Sin embargo, sobre la posibilidad de mostrar arrepentimiento, insiste en el cumplimiento de su pena. "Lo repito: fui condenado, cumplí la pena, el pasado es el pasado y quiero vivir el presente, rehacer mi vida con mi mujer y mirar al futuro --subraya--. Lo que siento o no siento, mis experiencias, forma parte del pasado, lo que no quiero debatir en público".