Dos heridos graves en un ataque a la sede de la Dirección de Presidios de Guatemala

  • Guatemala, 26 feb (EFE).- Tres desconocidos atacaron hoy a tiros la sede de la Dirección General de Presidios de Guatemala, causando heridas de gravedad a dos agentes, y daños materiales en las instalaciones, informaron fuentes oficiales.

Dos heridos graves en un ataque a la sede de la Dirección de Presidios de Guatemala

Dos heridos graves en un ataque a la sede de la Dirección de Presidios de Guatemala

Guatemala, 26 feb (EFE).- Tres desconocidos atacaron hoy a tiros la sede de la Dirección General de Presidios de Guatemala, causando heridas de gravedad a dos agentes, y daños materiales en las instalaciones, informaron fuentes oficiales.

Eddy Morales, director de esa institución, dijo a periodistas que tres hombres que se cubrían el rostro con gorros pasamontañas, y que se movilizaban en un taxi, "dispararon de forma indiscriminada" en contra del edificio, ubicado en el centro histórico de la capital guatemalteca.

Dos de los guardias que brindan seguridad a esa sede, identificados como Miguel Coc y Cristóbal Avilés, fueron trasladados a un hospital público cercano, con varias heridas de gravedad.

Según el reporte de la Policía Nacional Civil (PNC), los atacantes utilizaron fusiles de asalto AK-47 y pistolas automáticas, y dejaron abandonado el taxi utilizado a pocas cuadras del hecho.

La Dirección General de Presidios es la institución encargada de administrar las 19 cárceles con que cuenta este país centroamericano, en las que se encuentran recluidos más de 6.500 reos.

Minutos después del hecho, las fuerzas de seguridad capturaron en las cercanías del lugar a dos hombres de 19 años de edad, identificados como Mauricio Salazar Garrido y Edras Postogar, como sospechosos de haber participado en el ataque.

El ministro guatemalteco del Interior dijo a periodistas que los detenidos viajaban en un taxi cuando fueron copados por agentes de la PNC.

Uno de los detenidos, precisó Gándara, tiene una herida de bala en una mano la cual sería producto de los disparos con que respondieron los agentes de seguridad del edificio.

Aunque las autoridades aún no han determinado el origen del ataque, fuentes del Ministerio de Interior señalaron a medios locales que el mismo pudo provenir de grupos de narcotraficantes que presionan para lograr, por la fuerza, la liberación de sus compañeros que se encuentran detenidos.

Atribuyen también el hecho al proceso de "depuración" y "reestructuración" del Sistema Penitenciario del país iniciado semanas atrás por la autoridades, con el objetivo de reducir los privilegios de que gozan algunos reos dentro de las prisiones, así como los niveles de corrupción que afecta este sistema.