EEUU todavía no ha dicho a los Veintisiete cuántos presos de Guantánamo espera que acoja la UE

LUXEMBURGO, 6 (EUROPA PRESS)

El ministro del Interior checo, Ivan Langer, cuyo país preside esta semana la presidencia de turno de la Unión Europea, reconoció hoy que Estados Unidos todavía no ha trasladado a la Unión Europea la "cifra" de presos detenidos en el penal de Guantánamo que desearía que acojan los Estados miembros.

"No hay una cifra concreta aún. La vamos a discutir con los socios estadounidenses", explicó el ministro checo a su llegada al Consejo de ministros de Justicia e Interior de la Unión Europea, reunidos hoy en Luxemburgo para, entre otros, abordar la petición formal que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, trasladó ayer a sus colegas europeos para que le ayuden a cerrar Guantánamo acogiendo a "algunos" presos en sus territorios.

El titular del Interior checo reconoció su presentimiento de que los Veintisiete encontrarán "una posición común" a la petición de ayuda de Estados Unidos. "Presiento que encontraremos una posición común", reconoció Langer a su llegada.

No obstante, el ministro checo, tal y como recalcó ayer el primer ministro checo, Mirek Topolanek, reiteró que República Checa no acogerá a ninguno de los presos detenidos todavía en Guantánamo al considerar que en su país existe "un alto riesgo de que la integración no tenga éxito".

OBAMA CREE URGENTE UNA POSICIÓN COMÚN DE LA UE

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reiteró ayer durante la Cumbre entre la UE y Estados Unidos celebrada en Praga el objetivo de su Administración de cerrar el penal de Guantánamo en 2010 y consideró "urgente" que la Unión Europea adopte una posición común "apoyando el derecho de los Estados miembros de aceptar detenidos si así lo deciden".

"Aprecio el alto grado de apoyo de Europa a mi decisión de cerrar el centro de detención de Guantánamo", dijo Obama a los líderes europeos. "Cumplir mi objetivo sería mucho más fácil si los Estados miembros de la UE trabajan con mi equipo para aceptar a algunos detenidos", resaltó.

Aunque en definitiva la decisión de aceptar o no a algún preso de Guantánamo en algún Estado miembro corresponde a cada uno de ellos, Langer recalcó que es necesario tener en cuenta que "aceptar un recluso en un Estado miembro puede tener implicaciones en otros países de la zona Schengen", el espacio de la Europa sin fronteras.

España, Francia, Alemania, Portugal e Irlanda son algunos de los Estados miembros que se han mostrado abiertos a la posibilidad de acoger a presos de Guantánamo en su territorio que, no siendo imputados por ningún cargo formalmente, no puedan regresar no obstante a sus respectivos países de origen.

Alrededor de 60 de los 240 presos que todavía continúan en el penal en territorio cubano estarían en esta situación, de acuerdo con las principales ONG internacionales.

ESPAÑA, EN PRINCIPIO DE ACUERDO

En el caso de España, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, se comprometió a finales de febrero con la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, a estudiar la acogida de "algunos presos" en territorio español. Entonces, el jefe de la diplomacia española se mostró "en principio de acuerdo" para "colaborar en la acogida de algunos detenidos, siempre y cuando las condiciones jurídicos sean aceptables".

El vicepresidente y comisario de Justicia, Libertad y Seguridad, Jacques Barrot, y el ministro del Interior checo informarán a los Veintisiete sobre los resultados del viaje que realizaron a Estados Unidos a mediados de marzo para recabar información sobre la situación de los presos.

Barrot informó el pasado viernes de que ha recibido de las autoridades norteamericanas la respuesta al listado de preguntas que les entregó durante su reciente visita a Estados Unidos.

"Las respuestas aportadas permitirán a los Estados miembros evaluar mejor la situación y alimentar un debate constructivo sobre las posibilidades de cooperación de la UE con Estados Unidos a este respecto", explicó Barrot a través de un comunicado, en el que el vicepresidente del Ejecutivo comunitario también "celebró" la disposición de Washington para "dar todas las informaciones necesarias" para analizar "caso por caso" la situación de las personas que permanecen retenidas en el centro de detenciones.

Por su parte, el ministro del Interior español, Alfredo Pérez Rubalcaba, finalmente no asistirá al Consejo de ministros del Interior la UE que arranca con un almuerzo en Luxemburgo. El titular del Interior español ha volado directamente a Madrid procedente de Estambul, donde España y Turquía celebraron el pasado domingo una reunión de Alto Nivel.