El director de Inteligencia de EE.UU. revela problemas para cerrar Guantánamo

  • Washington, 26 mar (EFE).- Estados Unidos no ha logrado resolver los problemas sobre el país al que serán enviados algunos de los 240 reclusos que quedan en el centro de detención de Guantánamo, reveló hoy el director de Inteligencia Nacional, Dennis Blair.

El director de Inteligencia de EE.UU. revela problemas para cerrar Guantánamo

El director de Inteligencia de EE.UU. revela problemas para cerrar Guantánamo

Washington, 26 mar (EFE).- Estados Unidos no ha logrado resolver los problemas sobre el país al que serán enviados algunos de los 240 reclusos que quedan en el centro de detención de Guantánamo, reveló hoy el director de Inteligencia Nacional, Dennis Blair.

Por primera vez desde que asumió el cargo, Blair convocó hoy una conferencia de prensa, en la que habló de Guantánamo y también de la creciente violencia en México por la lucha contra el narcotráfico.

A este respecto, Blair, al igual que hizo la semana pasada el jefe del Comando Norte de EE.UU., el general Victor E. Renuart, dijo que México "no está en peligro de convertirse en un Estado fallido".

En su opinión, la violencia es un síntoma de la guerra que el presidente de México, Felipe Calderón, ha declarado a los narcotraficantes mexicanos.

El director de Inteligencia Nacional se refirió, por otro lado, a los problemas que han surgido a la hora de planificar el cierre de Guantánamo, que el presidente Barack Obama quiere acometer en el curso de un año, tal y como se comprometió tras asumir el control de la Casa Blanca en enero.

Para completar esta tarea, el Gobierno de EE.UU. tendrá que resolver qué hace con esos detenidos, muchos de los cuales fueron capturados en Irak y Afganistán en el marco de la guerra contra el terrorismo lanzada por el ex presidente George W. Bush tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Blair confirmó hoy que algunos de los detenidos a los que se considere inofensivos podrían ser puestos en libertad en territorio de Estados Unidos.

Otros podrían ser sometidos a juicio civil en Estados Unidos o enviados a sus países de origen para una potencial rehabilitación, señaló.

Sin embargo, también hay otros que no pueden ser devueltos porque en sus países podrían ser torturados, según teme Estados Unidos.

Ese sería el caso de 17 separatistas chinos musulmanes para los cuales Estados Unidos no ha encontrado un país que los reciba y no está dispuesto a entregarlos a China.

"No los podemos poner en la calle", señaló Blair durante la conferencia de prensa al referirse a los últimos prisioneros de Guantánamo.

Además de la decisión sobre el destino final de los prisioneros, Estados Unidos teme que algunos de ellos retornen a las actividades terroristas.

Según el Pentágono, se cree que alrededor de 60 ex detenidos del total que más de 600 que albergó Guantánamo están realizando actividades "militantes".

Según medios locales de información que citan fuentes de inteligencia, dos de ellos serían ahora miembros de la jerarquía de Al Qaeda en Yemén.