El padre de la periodista condenada en Irán dice que su hija quiere iniciar una huelga de hambre

  • Washington, 18 abr (EFE).- El padre de la periodista estadounidense-iraní condenada a ocho años de prisión por un tribunal de Irán por un cargo de espionaje dijo hoy que su hija "está bastante deprimida" y que quiere iniciar una huelga de hambre.

Washington, 18 abr (EFE).- El padre de la periodista estadounidense-iraní condenada a ocho años de prisión por un tribunal de Irán por un cargo de espionaje dijo hoy que su hija "está bastante deprimida" y que quiere iniciar una huelga de hambre.

En declaraciones a la emisora de radio NPR, Reza Saberi, quien se encuentra en Teherán para estar cerca de su hija, afirmó que el tribunal alcanzó un veredicto el miércoles, pero que no comunicó la sentencia a la periodista hasta hoy.

El tribunal no le permitió entrar en la sala, por lo que el abogado de su hija Roxana le tuvo que informar de la sentencia.

La periodista, de 31 años, fue condenada a ocho años de prisión por haber espiado presuntamente para EE.UU. tras un breve juicio que se celebró a puerta cerrada.

Reza Saberi confirmó que Roxana apelará la condena, tal y como había adelantado a Efe en Teherán el abogado de la periodista, Abdul Salam Jorranshahi.

Roxana "está bastante deprimida por este asunto" y está "débil" y en un estado "delicado", dijo el padre de la periodista.

La última vez que los padres de Roxana tuvieron acceso a su hija, ella quería iniciar una huelga de hambre, pero la convencieron de que no lo hiciera, contó.

"Pero, después de esto lo más probable es que lo haga, aunque cuando la veamos la pediremos que no la inicie", señaló.

Reza Saberi sostuvo que una huelga de hambre "podría ser muy peligrosa para su salud".

El padre de Roxana afirmó además que tiene razonas para creer que su hija, quien inicialmente se inculpó, según las autoridades iraníes, fue "coaccionada" para hacer ciertas declaraciones.

"Sí tengo razonas para creer que fue coaccionada y ella también lo ha dicho", respondió a la pregunta en este sentido de la NPR.

"Al principio, bajo presión, hizo algunas declaraciones, pero después se retractó en los interrogatorios y después de nuevo en la vista. Firmó un documento en el que constaba que todo lo que había dicho con anterioridad no era cierto, pero aparentemente no lo han tenido en cuenta" en sus deliberaciones, relató.

Reza Saberi explicó que las autoridades iraníes habían prometido a su hija que iba a ser puesta en libertad si decía ciertas cosas, si bien no lo hicieron y ella se dio cuenta de que era una "trampa".

Preguntado si Irán había permitido el acceso a las pruebas que supuestamente había reunido en contra de la periodistas, Reza Saberi dijo: "no creo que tengan evidencias".

La periodista trabajó como "freelance" para NPR, además de colaborar con la BBC británica y con las cadenas norteamericanas ABC, Fox News y el digital Feature Story News (FSN).

La responsable de la emisora NPR, Vivian Schiller, se mostró "profundamente afligida por esta dura e injustificada sentencia".

Pidió a "todos aquellos que comparten nuestra preocupación que insten a las autoridades iraníes a que muestren compasión y le permitan (a Roxana) regresar inmediatamente a su casa en EE.UU".

Los legisladores de Dakota del Norte, estado en el que Saberi se crió, expresaron su rechazo a la sentencia.

El senador Byron Dorgan calificó la sentencia como "una espeluznante injusticia", mientras que su colega Kent Contrad afirmó que era "absurda" y los cargos esgrimidos contra la periodista "sin fundamento", y el legislador Earl Pomeroy se declaró "consternado.