El PNV afirma que se cumple la "premonición" del "golpe institucional" y pide a PSE que aclare el alcance de su acuerdo

Dice que "se está viendo" que Basagoiti es el que "mueve los hilos de la marioneta de Patxi López" y le pregunta "hasta dónde va a ceder"

BILBAO, 17 (EUROPA PRESS)

El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, pidió hoy al PSE-EE que "aclare ya" el alcance del acuerdo alcanzado con el PP y aseguró que "desgraciadamente" se está cumpliendo la "premonición" que hizo el PNV de que se podía estar preparando "un golpe institucional" en Euskadi.

En declaraciones a Europa Press, se refirió, de esta manera, a las manifestaciones del secretario general del PP vasco, Iñaki Oyarzábal, quien ha apostado por el "cambio" en todos los sitios donde lo permita la "suma PSE-PP", así como a las realizadas por el secretario general del PSE-EE, José Antonio Pastor, quien ha señalado que "descabalgar" al PNV de Álava "no sería frentismo", porque el frentismo "se visualiza en las políticas" y su partido "nunca" haría políticas frentistas. Además, Pastor no ha descartado que se pueda abordar el tema de Álava, aunque ahora "no esté en agenda".

Ortuzar pidió al PSE-EE que "aclare ya" el alcance "real" del acuerdo cerrado con el PP porque "la ciudadanía tiene derecho a saber qué es lo que están pactando, cuál es la letra pequeña del pacto y sus cláusulas secretas".

El dirigente del PNV recordó las manifestaciones realizadas en su día por el líder del partido jeltzale, Iñigo Urkullu, cuando advirtió de que "se estaba preparando un golpe institucional" en Euskadi. Ortuzar indicó que, en aquel momento, hubo quien "se rasgó las vestiduras" diciendo que era "falso", cuando "se está viendo que, desgraciadamente, la premonición se está cumpliendo".

"Ya no es sólo el Gobierno vasco, el Parlamento vasco, es la Diputación de Álava y ahora, según las declaraciones de Oyarzábal, son más instituciones. El PSE-EE tiene que aclarar hasta dónde va a ceder a un PP que estamos viendo que es insaciable, que sus ansias de revancha contra el nacionalismo vasco son insaciables", aseguró.

Ortuzar recordó que hace poco decían que el PSE-EE se estaba convirtiendo en un "rehén del PP y que Antonio Basagoiti era el que movía los hilos de la marioneta de Patxi López" y, según señaló el dirigente del PNV, "se está viendo que es así".

"Estamos viendo que los pocos dirigentes socialistas que tienen dos dedos de frente y que establecen límites a las concesiones al PP son rápidamente desautorizados por sus propios compañeros", afirmó Ortuzar en relación a las declaraciones realizadas hoy por el dirigente socialista Ramón Jáuregui, quien aseguró que "descabalgar" al PNV de Álava sería "demasiado frentismo".

Ortuzar cree que, en el fondo, "lo que temen es perder la Lehendakaritza" porque saben que la única manera de acceder a ella es a través del "pacto con el PP", lo que les hace tener "una debilidad extrema".

"CHANTAJE POLÍTICO DE PASTOR"

Por otra parte, Ortuzar calificó de "chantaje político" de Pastor que afirme que los "cambios" dependerán "mucho" del comportamiento de los nacionalistas. "No vamos a poder hacer oposición porque si hacemos oposición ellos nos seguirán quitándonos instituciones de la mano del PP. Si eso no es frentismo, si eso no es práctica antidemocrática, qué es lo que es", se preguntó.

Ortuzar cree que el siguiente paso que se dará será abordar el cambio en Álava porque el PP "tiene un guión escrito, predeterminado, en el que está Álava y en el que, seguramente, también esté el Ayuntamiento de Getxo".

"Aquí el asunto no es el PP, el PP está siendo un partido coherente con su ideología antinacionalista y antiautogobierno vasco, quiere borrar de un plumazo todo lo que se ha hecho en los últimos 30 años si puede ser en una legislatura, mejor que en dos. Aquí la clave y el que tiene la gran responsabilidad es el PSE-EE que a todo lo que dice el PP, en principio, aparenta distanciamiento, pero luego termina haciendo lo que el PP quiere", aseguró.