El Supremo confirma la condena al grapo Torralba por el atraco a un furgón blindado en Madrid

  • Madrid, 12 feb (EFE).- El Tribunal Supremo (TS) ha confirmado la condena de siete años de cárcel impuesta por la Audiencia Nacional al miembro de los GRAPO Israel Torralba por atracar a dos vigilantes de seguridad que transportaban a un furgón blindado la recaudación de un supermercado en Madrid, el 8 de julio de 2000.

El Supremo confirma la condena al grapo Torralba por el atraco a un furgón blindado en Madrid

El Supremo confirma la condena al grapo Torralba por el atraco a un furgón blindado en Madrid

Madrid, 12 feb (EFE).- El Tribunal Supremo (TS) ha confirmado la condena de siete años de cárcel impuesta por la Audiencia Nacional al miembro de los GRAPO Israel Torralba por atracar a dos vigilantes de seguridad que transportaban a un furgón blindado la recaudación de un supermercado en Madrid, el 8 de julio de 2000.

Así lo ha acordado la sala de lo penal del Supremo en una sentencia, en la que desestima el recurso interpuesto por Torralba contra la resolución dictada por la Audiencia Nacional, en febrero de 2008.

Para el Alto Tribunal, "en el presente caso sobre la realidad del hecho delictivo no existe la más mínima duda", ya que, aunque en el juicio el acusado no quiso declarar, la declaración de los vigilantes de seguridad "despeja cualquier incógnita al respecto".

El TS señala que Torralba reconoció en sede jurisdiccional su pertenencia a los GRAPO, organización que reivindicó mediante un comunicado remitido a diversos medios de comunicación distintas acciones, entre las que incluyó el asalto a los vigilantes.

La Audiencia Nacional en esta misma sentencia absolvió de haber participado en estos hechos a otra miembro del grupo terrorista, Gema Rodríguez (quien también se enfrentaba a una petición del fiscal de siete años de cárcel), ante "las dudas sobre la certeza" en su identificación por parte de los testigos del atraco.

El Tribunal consideró a Torralba -condenado por varias acciones de los GRAPO, entre ellas el asesinato de un policía nacional en Madrid- autor de un delito de robo con violencia e intimidación y uso de armas con fines terroristas.

La sentencia concluyó que la finalidad del atraco "fue recabar dinero y bienes" para la organización terrorista y, además de a la pena de prisión, Torralba fue condenado a indemnizar con 23.870 euros a Prosegur, empresa para la que trabajaban los vigilantes atracados.

El suceso tuvo lugar sobre las tres de la tarde del 8 de julio de 2000 cuando dos vigilantes de seguridad de Prosegur salían de un supermercado, en la glorieta de Cuatro Caminos de Madrid, con la recaudación del establecimiento, que ascendía a más de 24.040 euros.

Por estos hechos, la Fiscalía acusaba a Gema Rodríguez y a Torralba basándose, entre otros elementos, en el testimonio de dos testigos que les habían reconocido fotográficamente, aunque sólo uno de ellos compareció en el juicio.