Francia acogerá un detenido de la prisión de Guantánamo

Sarkozy apoya la nueva estrategia de Obama en Afganistán, pero no enviará más tropas

ESTRASBURGO, 3 (EUROPA PRESS)

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, confirmó hoy que Francia acogerá al menos un detenido del centro penitenciario de Guantánamo que la Administración norteamericana encabezada por el presidente Barack Obama ha decidido cerrar.

"Sí, hemos hablado, sí nos hemos puesto de acuerdo y sí, es lógico y coherente", respondió el mandatario francés al ser preguntado si había abordado este asunto durante el encuentro mantenido hoy con el presidente norteamericano en Estrasburgo, donde se celebra la cumbre de la OTAN.

Sarkozy explicó que Guantánamo "no era conforme a los valores de Estados Unidos" o al menos a la "idea" que él se hacía de tales valores, y que si Washington pide a sus aliados acoger detenidos "si se da el caso", para poder cerrar el campo, "si se es coherente, se dice sí".

"No se puede condenar a Estados Unidos por tener este campo y lavarse las manos cuando lo cierran. No es así como se es un aliado", abundó el presidente francés, quien también mostró su "convicción más profunda" de que "no se combate a los terroristas con métodos de terroristas" sino con "los métodos de la democracia".

El jefe del Estado galo, que escenificó una gran sintonía con su colega norteamericano, dijo también apoyar "completamente" la estrategia norteamericana en Afganistán, pero se reafirmó en su intención de no enviar más tropas alegando que el refuerzo francés ya fue decidido el año pasado.

Defendió en todo caso que las democracias deben de ser "solidarias frente a los fanáticos, los extremistas y los terroristas" para poder ganarles la batalla y que eso es exactamente "lo que se juega" en Afganistán.

En este sentido, dijo que Francia está dispuesta a hacer más en el ámbito de la policía y gendarmería para la afganización del país pero dejó claro que no se lleva a cabo "una guerra contra Afganistán" sino que se intenta ayudar al país a "reconstruirse".

Obama pareció mostrar su comprensión por la postura francesa, agradeció públicamente a Francia su liderazgo en Afganistán y dijo que no quería que el país se comprometiera "a regañadientes" a hacer más en Afganistán.

Sin embargo deslizó la idea de que el hecho de que Al Qaeda pueda utilizar santuarios como plataforma para cometer atentados constituye una amenza "no sólo para los Estados Unidos sino también para Europa".

"De hecho, es más probable que Al Qaeda sea capaz de cometer atentados más graves en Europa que en Estados Unidos, teniendo en cuenta la proximidad", alertó Obama, quien puso de relieve que la de Afganistán no es "una misión americana" sino de la OTAN, es decir internacional.