Gallizo estima que la nueva cárcel de régimen abierto de Málaga tendrá los primeros internos en la segunda mitad de mayo

Camacho asegura que este CIS permitirá "mejorar la capacidad reeducadora del Estado" y facilitar la reintegración en la sociedad

MÁLAGA, 2 (EUROPA PRESS)

La secretaria general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, estimó hoy que el nuevo Centro de Inserción Social (CIS) o cárcel de régimen abierto de Málaga comenzará a recibir a los primeros internos, que, inicialmente, serán las mujeres, a partir de la segunda quincena de mayo, mientras que "a lo largo del mes de junio, se incorporará el resto de los internos", por lo que esperó que antes de verano esté terminado el trasladado.

El centro, ubicado en el polígono Guadalhorce de Málaga y en el que se han invertido unos 14 millones de euros, fue inaugurado hoy en un acto presidido por el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, y cuenta con 205 habitaciones, con capacidad para 410 personas; además, de talleres ocupacionales, cocina, lavandería, biblioteca, gimnasio y una zona de atención sanitaria y un edificio de comunicaciones con familiares y abogados.

Según explicó Gallizo, tras esta inauguración, habrá que pasar un periodo de puesta en funcionamiento del centro "para verificar cada una de sus partes", trabajo que estima que estará finalizado "este mes de abril", por lo que esperó que en la primera quincena de mayo "pueda iniciarse el traslado" en primer lugar de los servicios sociales externos y de la unidad de medios telemáticos.

Respecto a las antiguas instalaciones, que, según indicó, "no reúnen las mejores condiciones" y son "obsoletas", afirmó que cuando se cierren se iniciará el proceso de desafectación, en el que "hay un procedimiento de común acuerdo entre Patrimonio del Estado, la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios y el Ayuntamiento de Málaga para analizar el destino de esos terrenos".

En su discurso, la secretaria de Instituciones Penitenciarias agradeció a los funcionarios "su dedicación y profesionalidad", asegurando que "su tarea no siempre es reconocida" en la sociedad. Responsables de los sindicatos mayoritarios, presentes en el acto, repartieron un comunicado en el que aseguran que es una "noticia positiva" la inauguración del centro, aunque lamentan que "ya está desbordado antes de su apertura".

A este respecto, Gallizo dijo a los periodistas que éste es "el más grande de todos los centros que estamos haciendo" y, aunque reconoció que Málaga tiene "una población reclusa muy alta", indicó que "estamos actuando con mucha potencia en la provincia", recordando que Málaga tendrá otro centro penitenciario en Archidona, cuyas obras esperan que comiencen a principios del próximo año, según apuntó.

Por otro lado, desde CCOO y Acaip indicaron en ese escrito que al hecho de que "Málaga necesita ya otro CIS para atender al volumen de presos que deberían tener acceso al medio abierto", se suma "la política de Instituciones Penitenciarias de dejar sin personal necesario las infraestructuras malagueñas, como se pone de manifiesto en que la plantilla con que se dotará el CIS es la misma que otros que contarán con un 25 por ciento menos de presos".

Gallizo aseguró que habrá que resolver el concurso de traslado de funcionarios, por lo que "habrá un tiempo en el que habrá personal adscrito provisionalmente hasta tener la plantilla definitiva". En este sentido, el director del centro, Ángel Herbella, señaló que aún no está determinado el número de funcionarios, pero que podría estar en torno a 70 u 80.

LOS CIS

La máxima responsable de Instituciones Penitenciarias insistió en su intervención pública en la importancia de la reinserción de los presos y aseguró que para que "se reincorporen a la sociedad es imprescindible que la sociedad entienda que es competencia de todos", apostando por que haya personas "que crean que todos merecemos una segunda oportunidad".

Por su parte, el secretario de Estado destacó que estos centros tienen "una importancia capital porque creo que sitúan a nuestro país en la vanguardia penitenciaria y, sin duda, facilitan la incorporación de los internos a la sociedad de la que un día salieron tras la comisión de un delito".

En este sentido, indicó que estas instalaciones de Málaga van a permitir "mejorar la capacidad reeducadora del Estado y facilitar el reintegro de muchos ciudadanos a la sociedad" y aseveró que por él "pasarán muchos que cometieron errores, que están pagando por ello, pero que tienen el derecho y también, por qué no decirlo, la obligación de reinsertarse".

El secretario de Estado de Seguridad consideró que uno de los objetivos del Ministerio del Interior es "mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos, que se sientan seguros", y señaló que, para ello, "es imprescindible invertir más e invertir mejor en la modernización y fortalecimiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y también en el sistema penitenciario".

No obstante, estimó que España es un país "razonablemente seguro" y explicó que lo es "porque hemos sabido combinar eficaces política de prevención con unas altas tasas de eficacia policial, con un sistema penitenciario estricto, además que garantiza el cumplimiento de las penas". "Mientras la delincuencia española está 20 puntos por debajo de la media europea, la tasa de población reclusa es de las más elevadas de países de nuestro entorno", apostilló.

Asimismo, consideró que "ampliar los instrumentos para favorecer la rehabilitación de quien ha cometido en el pasado un delito es una buenísima inversión". "La reinserción sólo será posible con instalaciones propias del siglo en el que vivimos", señaló Camacho, quien consideró que centros como éste son "un buen ejemplo del compromiso de este Gobierno con la plasmación de esa política penitenciaria".

En declaraciones a los periodistas destacó que ya se han inaugurado 14 centros y que el programa "va a continuar" hasta 39, de los que 10 serán inaugurado este año. En Andalucía, este CIS se une a los que ya hay en Jerez, Córdoba, Huelva y Sevilla y a los que se están construyendo en Granada y Algeciras (Cádiz), mientras que para 2011, están previstos en Almería y Jaén.

En este sentido, Camacho aseguró que el plan desarrollado por la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias "es una apuesta por la modernidad" y va a suponer una inversión directa en Andalucía de unos 300 millones de euros, de los que "parte ya ha sido ejecutada".

Tanto Camacho como Gallizo destacaron en sus intervenciones la profesionalidad del director del centro, Ángel Herbella, que ya fue responsable de la cárcel malagueña de Alhaurín de la Torre, y la figura de Evaristo Martín Nieto, que da nombre al CIS y que fue capellán en varias cárceles y uno de los fundadores de la Pastoral Penitenciaria. Éste aseguró que "no soy yo el destinatario principal de este nombrek, sino que es la Iglesia merecedora por su labor".