Gallizo: "No hay ningún acercamiento de presos de ETA a ninguna parte, lo que hay es política de dispersión"

MÁLAGA, 2 (EUROPA PRESS)

La secretaria general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, aseguró hoy que "no hay ningún acercamiento de presos de ETA a ninguna parte, lo que hay es una política de dispersión, como todo el mundo sabe".

Gallizo, que acudió hoy a la inauguración del nuevo Centro de Inserción Social (CIS) de Málaga, indicó que dicha política "se lleva desarrollando desde hace muchos años y se va materializando conforme la política de seguridad del Estado considera conveniente".

El último preso relevante de ETA que se ha beneficiado de la política de acercamientos y alejamientos a cárceles del País Vasco, emprendida por el Ministerio del Interior a finales del pasado año, ha sido Santiago Arrospide Sarasola, 'Santi Potros', antiguo jefe del aparato militar de la banda y condenado como inductor del atentado de Hipercor, informaron a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista.

El actual destino penitenciario de 'Santi Potros', Zuera, es, junto a Villabona, en Asturias, la cárcel elegida por Interior para acercar a los presos de ETA que han mostrado su desacuerdo con la banda y se han posicionado a favor del final de la 'lucha armada'. Durante su estancia en Puerto I, Arrospide Sarasola mostró su desacuerdo con la línea de ETA y, en concreto, con la ruptura de la última tregua de la banda.

En Zuera, Santiago Arrospide se ha encontrado con relevantes ex jefes de ETA, como Francisco Múgica Garmendia, 'Pakito', y Carmen Guisasola, fuera ya del colectivo de presos etarras por voluntad propia, e Iñaki Aracama Mendia, 'Makario'. Dentro del plan de Interior, en la prisión de Villabona se encuentran recluidos Valentín Lasarte, Carlos Almorza, alias 'Pedrito de Andoain', Alvaro Arri Pascual y Joseba Koldo Martín Carmona, entre otros.

Junto a Santiago Arrospide han sido trasladados en las últimas semanas a Zuera otros cuatro presos de cárceles alejadas del País Vasco. Por contra, otros internos más jovenes, condenados por violencia callejera o pertenencia a Segi, han sido alejados a prisiones como la de Puerto II, Almería, Badajoz o Valencia III.

El 10 de diciembre, día en que se publicó la noticia de que Interior había comenzado a acercar presos a cárceles del País Vasco, el ministro Alfredo Pérez Rubalcaba reconoció que se habían producido acercamientos, pero también habló de "alejamientos". "Eso explica un poco mejor la política penitenciaria", añadió.

En todo caso, el ministro del Interior afirmó que "de la política penitenciaria, que forma parte de la estrategia antiterrorista, ni se habla ni se comenta, se aplica". Por su parte, la Junta Directiva de la Asociación de Víctimas del Terrorismo trasladó al ministro su "malestar" por este acercamiento y reclamó al Gobierno que no conceda "premios" a unos terroristas que han asesinado.