Gürtel.- El PP lleva al Pleno del Congreso el 'caso cacería' con preguntas a Zapatero, Rubalcaba y Bermejo

Quiere que el titular de Interior aclare si el comisario de la Policía Judicial también cazó con el ministro y el juez MADRID, 12 (EUROPA PRESS) El PP ha decidido llevar al Pleno del Congreso la próxima semana una batería de preguntas sobre lo que ha bautizado como el 'caso cacería' con las que pretende obligar al Gobierno a opinar sobre el hecho de que el titular de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, coincidiese con el juez Baltasar Garzón, en una montería el pasado fin de semana. En concreto, interrogará sobre esta cuestión al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba y tangencialmente al propio Bermejo. Esta ofensiva se enmarca en las acciones anunciadas por el líder de los 'populares', Mariano Rajoy, al conocerse que, en medio de la investigación sobre una supuesta trama de corrupción en el entorno del PP, el ministro y el juez compartieron esa montería. Rajoy, que no preguntará sobre la crisis por primera vez desde mayo de 2008, ha registrado una cuestión muy directa para al jefe del Gobierno: "¿Qué opinión le merece que el ministro de Justicia se vaya un fin de semana de cacería con el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional?". DIMISIÓN DE BERMEJO Hoy mismo Rajoy ha avanzado que aprovechará ese duelo exigir la dimisión de Fernández Bermejo, tal y como ya hizo la semana pasada el responsable de Justicia del PP, Federico Trillo, en presencia del propio ministro durante su comparecencia en la comisión parlamentaria del ramo. La otra cuestión que alude directamente a la polémica cacería que planteará el PP tiene como objetivo que el ministro del Interior aclare si el comisario general de la Policía Judicial, Juan Antonio González, coincidió también con Garzón y Fernández Bermejo en Jaén. El propio Bermejo tendrá que contestar a tres preguntas del PP y, aunque sólo una tiene relación directa con el 'caso Gürtel', los diputados que las formularán sacarán a colación las actividades cinegéticas del ministro y su relación con Garzón, según avanzó hoy en un encuentro informativo el secretario general del Grupo Popular, José Luis Ayllón. EXPLICACIONES POR LA HUELGA Así, el PP intentará que Fernández Bermejo explique qué le parece que los medios de comunicación 'filtren' sumarios secretos y le echarán en cara que se vaya de caza en lugar de resolver los enormes problemas que atraviesa la Justicia. En este sentido, le preguntarán si los retrasos que acumulan los juzgados "perjudican" a los ciudadanos. También le pedirán que informe del estado de sus negociaciones con las asociaciones judiciales que han anunciado su intención de ir a la huelga precisamente el mismo día en que el Congreso celebrará su próxima sesión de control. Además de interrogar al Gobierno sobre la coincidencia del juez y el ministro en Jaén, el primer partido de la oposición también ha pedido la comparecencia de Fernández Bermejo ante el Pleno del Congreso y la del fiscal general ante la Comisión de Justicia, además de plantear la recusación del magistrado y solicitar al Consejo del Poder Judicial que abra una investigación. PACTO DE JUSTICIA Otra de las decisiones adoptadas por la dirección del PP a raíz de esta polémica ha sido la ruptura de relaciones con el Ministerio de Justicia mientras su actual titular siga al frente del mismo que, en la práctica, se traduce en la suspensión de la puesta en práctica del conocido como Pacto de Estado por la Justicia. El 'numero dos' del Grupo Popular señaló que esta suspensión en principio no tiene por qué afectar a las cuestiones que forman parte de ese pacto pero que corresponde desarrollar al Parlamento, como la renovación del Tribunal Constitucional, que se encuentra bloqueada en el Senado, y la tramitación en el Congreso del proyecto de ley para la creación de la nueva Oficina Judicial. Todas las iniciativas adoptadas por el PP tras conocerse la montería que compartieron Garzón y Fernández Bermejo fueron explicadas ayer por la dirección del Grupo Popular a los cabezas de lista que el partido presentó a las generales de 2008. Durante ese encuentro, según explicó Ayllón, algunos de los diputados asistentes hicieron referencia a los casos de supuesta corrupción vinculada al PP que se han destapados en sus provincias y que, finalmente, se cerraron sin procesados.