Huelga de comunicaciones de los presos de ETA por la dispersión

BILBAO (Reuters) - Los presos de ETA han anunciado en un comunicado remitido al diario Gara el miércoles que realizarán una huelga de comunicaciones los días 18 y 19 de abril para denunciar la política de dispersión cuando se cumplen 20 años de su entrada en vigor.

La protesta coincide en el tiempo con la decisión de la Abogacía del Estado de recurrir ante los tribunales las ayudas que el Gobierno vasco en funciones ha concedido a los familiares de presos para subvencionar los gastos de los viajes que realizan a las cárceles.

La protesta del colectivo de presos de ETA se concretará en la suspensión de las visitas previstas para el fin de semana citado.

La política de dispersión de presos etarras entró en vigor en 1989 durante el Gobierno socialista de Felipe González con el objetivo de favorecer la progresión de grado y la reinserción de quienes disintieran de la estrategia de la banda armada.

Según el colectivo, desde entonces 22 presos han perdido la vida en cárceles españolas o francesas, 16 familiares han muerto y más de 400 han resultado heridos en accidentes de tráfico cuando iban a realizar alguna visita.

La protesta coincide con varias movilizaciones organizadas por el Movimiento Pro-Amnistía también para denunciar la política penitenciaria y la dispersión.

En el comunicado se hace además referencia a la decisión anunciada por el PSE de poner fin a las subvenciones a familiares de presos una vez que conformen el nuevo Gobierno vasco y el recurso de la Abogacía del Estado contra el decreto del actual Gobierno en funciones por el que se conceden subvenciones a las familias de presos vascos.

Respecto a esta cuestión, el colectivo señala que este tipo de medidas suponen "seguir profundizando en las consecuencias de la dispersión", rechazada por "una amplia mayoría social, sindical y política de este país".

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, confirmó a finales de año la existencia de acercamientos y alejamientos de presos de ETA dentro de la política penitenciaria, tras la publicación de una información en este sentido en el diario El Mundo.

El Mundo afirmó que en los últimos meses el Ejecutivo ha acercado al País Vasco a una decena de presos de ETA, entre ellos históricos de la banda expulsados por criticar la lucha armada.

Según esta información, el ministerio pretende seguir adelante con esta "iniciativa de premios y castigos" en el colectivo etarra.

(Información de Arantza Goyoaga. Edición de Emma Pinedo; Reuters Messaging: emma.pinedo.reuters.com@thomsonreuters.net + 34 915858341; emma.pinedo@thomsonreuters.com))