Las cárceles de Madrid albergan a 9.632 presos, por lo que superan ya el 150% de su capacidad, según sindicato prisiones

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Las cárceles de la Comunidad de Madrid albergaban actualmente 9.632 presos y "siguen masificadas", y superan ya el 150 por ciento de su capacidad, según un informe elaborado por la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip).

No obstante, la población interna de los centros penitenciarios de Madrid ha aumentado desde principios de año en 251 presos, lo que supone una subida proporcional del 2,68 por ciento. En relación al número de presos, el informe de Acaip revela que la región es la tercera comunidad autónoma, después de Andalucía y Cataluña.

En el conjunto del país, el número de presos total ha pasado de 73.481 a 71.861 reclusos. Respecto a su nacionalidad, los españoles suponen el 64,44 por ciento del total, frente al 35,56 por ciento los ciudadanos extranjeros.

MADRID II Y SOTO, LAS MÁS HACINADAS

Los centros penitenciarios de la Comunidad de Madrid cuentan con más de 5.000 celdas, diseñadas en su origen para dar cabida a un solo recluso, pero luego fueron adaptadas por las necesidades para ser compartidas. La situación más preocupante es la que se registra en los centros penitenciarios de Madrid II y Valdemoro, en las que la tasa de hacinamiento es mayor, según las estadísticas que maneja Acaip.

La prisión de Madrid II tiene 430 plazas para 1.041 presos, por lo que se encuentran al 242 por ciento de su capacidad. Le sigue la de Soto del Real, donde están recluidos 1.923 personas para 1.008 celdas funcionales -aquellas en las que duermen los internos-, y 224 plazas complementarias -las dedicadas a aislamiento, enfermería, etcétera- que Interior contabiliza como funcionales, y tiene una sobreocupación de aproximadamente un 190 por ciento.

En el centro de Valdemoro también hay una importante masificación, según el sindicato. El centro está preparado para recluir algo más de 700 delincuentes. Sin embargo, tras sus muros están encerrados un total de 1.239. Asimismo, la cárcel de Madrid IV de Navalcarnero, de 750 celdas, acoge 1.383 internos.

Los sindicatos de prisiones vienen denunciando desde hace varios años la difícil situación por la que atraviesa el sistema penitenciario español. Se quejan no sólo del problema de falta de espacio, sino también de los problemas de convivencia que esto genera.