Las cárceles de Perú están bajo la lupa tras la fuga de reos con documentos falsos

  • Lima, 24 feb (EFE).- La fuga con documentación falsa de cuatro reos puso bajo la lupa a las cárceles de Perú, por lo que la ministra de Justicia, Rosario Fernández, confirmó hoy la destitución de tres funcionarios del Instituto Nacional Penitenciario (INPE).

Las cárceles de Perú están bajo la lupa tras la fuga de reos con documentos falsos

Las cárceles de Perú están bajo la lupa tras la fuga de reos con documentos falsos

Lima, 24 feb (EFE).- La fuga con documentación falsa de cuatro reos puso bajo la lupa a las cárceles de Perú, por lo que la ministra de Justicia, Rosario Fernández, confirmó hoy la destitución de tres funcionarios del Instituto Nacional Penitenciario (INPE).

La alerta saltó a mediados de mes cuando los narcotraficantes, el colombiano Aníbal Zapata Ávalos y el peruano Christian Motte Ramírez Gastón, salieron de un penal de máxima seguridad de Lima con un hábeas corpus que declaraba nula una sentencia por narcotráfico en su contra.

Los documentos se tramitaron bajo la identidad de Graciela Ayesta, secretaria del Juzgado Penal 14 de Lima, cuyo titular es el juez César Augusto Tuya; aunque ambos negaron tajantemente estar vinculados a este acto ilícito.

El jefe del INPE (encargado de administrar las cárceles), Leonardo Caparrós, confirmó hoy que en diciembre pasado dos internos se fugaron también presentando "dos oficios del mismo 14 Juzgado (Penal de Lima)" y aclaró que "no hay más casos", en alusión a versiones periodísticas que denunciaban la fuga de hasta 8 internos.

Se trata de los peruanos Walter Avilés Villar y Felipe Navascue Tello, acusados, respectivamente, de tráfico ilícito de drogas y robo agravado, dijo Caparrós a la Comisión de Justicia del Congreso peruano.

Al reconocer actos de negligencia por parte del INPE, el funcionario manifestó que puso su cargo a disposición.

Tras presentarse ante la Comisión de Justicia del Congreso peruano, la ministra de Justicia, Rosario Fernández, anunció que evalúa la posibilidad de declarar en emergencia el INPE con el fin de "sacar a toda la gente corrupta" de este organismo y de las 78 cárceles existentes a nivel nacional.

Fernández prometió "las sanciones más drásticas que se puedan imponer", tras confirmarse la destitución de tres funcionarios por este escándalo.