Mejoran las condiciones carcelarias del presunto narcotraficante Diego Montoya

  • Miami (EE.UU.), 24 abr (EFE).- El Departamento de Prisiones de Estados Unidos mejoró las condiciones carcelarias del colombiano Diego Montoya, presunto jefe del cartel del Norte del Valle, dijo hoy a Efe su abogado.

Mejoran las condiciones carcelarias del presunto narcotraficante Diego Montoya

Mejoran las condiciones carcelarias del presunto narcotraficante Diego Montoya

Miami (EE.UU.), 24 abr (EFE).- El Departamento de Prisiones de Estados Unidos mejoró las condiciones carcelarias del colombiano Diego Montoya, presunto jefe del cartel del Norte del Valle, dijo hoy a Efe su abogado.

"Estoy muy agradecido con la jueza Cecilia Altonaga por tomar muy seriamente el caso, las autoridades de la prisión solucionaron con prontitud todos los problemas que padecía mi cliente en la cárcel", explicó el letrado Bill Clay.

Clay informó que, al resolverse esta situación, la vista judicial prevista para este viernes fue suspendida.

Altonaga había fijado la audiencia para que el fiscal Michael Davis presentara un informe sobre los problemas que confrontaba Montoya, alias "Don Diego", en la prisión, según su defensa.

Montoya deberá comparecer ante la jueza el próximo 19 de junio para declararse inocente o culpable de cargos de narcotráfico y lavado de dinero.

Las autoridades afirman que "Don Diego" es responsable de cerca del 70 por ciento del tráfico de cocaína hacia Estados Unidos y Europa.

Su abogado se había quejado ante Altonaga por la supuesta violación de los derechos civiles de Montoya por parte del Departamento de Prisiones de Estados Unidos.

De acuerdo con Clay, tres eran los problemas principales que sufría su cliente: no acceso a una buena nutrición, disminución de las horas de recreación y restricciones para reunirse con su defensor con el objetivo de prepararse para el juicio.

En el primer caso, Clay detalló que "desde hace un mes el Departamento de Prisiones sin ninguna explicación le impidió (a Montoya) adquirir alimentos suplementarios como atún, salmón, chocolate y café, tal como sí lo puede hacer el resto de la población carcelaria".

"Las reuniones entre un abogado y su cliente en un caso tan complicado como este, con muchos años de pruebas, casi 10 por analizar, requieren gran energía, y cuando (a Montoya) se le niega la nutrición necesaria acaba agotándose muy rápido", explicó Clay.

Con respecto al tiempo de recreación, el abogado detalló que Montoya prácticamente estaba confinado, "lo cual agravaba su sistema circulatorio, de por sí afectado por dolencias en su pierna, rodilla y cadera como consecuencia de un accidente ocurrido hace varios años".

Sobre la posibilidad de reunirse con su cliente y preparase para el caso, Clay sostuvo que a partir de ahora podrán analizar la documentación en las condiciones necesarias.

"Por eso la jueza ha creído conveniente darnos más tiempo y reprogramó la próxima audiencia para el 19 de junio", explicó.

"Lo bueno es que ya todos estos problemas han sido solucionados", sostuvo el abogado.

Montoya estuvo en la lista de los diez más importantes prófugos del mundo y se llegó a ofrecer una recompensa de cinco millones de dólares por su captura.

En Colombia, las autoridades dijeron que era el jefe del cartel del Norte del Valle, que sustituyó en poderío al de Cali, en la misma región del suroeste del país suramericano.

Su hermano Eugenio Montoya se declaró culpable recientemente de conspirar en tráfico de drogas y obstrucción a la justicia ante la misma jueza y será sentenciado el próximo 28 de abril.

En el 2005, otro hermano de Eugenio y Diego, Juan Carlos, y su primo Carlos Felipe Toro Sánchez fueron extraditados a Estados Unidos para afrontar cargos de tráfico de drogas y lavado de dinero.

Ambos se declararon culpables de conspirar para ingresar cocaína al país. Juan Carlos Montoya fue sentenciado a 21 años de cárcel y Toro a 19 años.