Obama denuncia que el 'waterboarding' y la prisión de Guantánamo han "minado la seguridad" de EEUU

NUEVA YORK, 21 (EUROPA PRESS)

El presidente estadounidense, Barack Obama, defendió hoy con rotundidad su decisión de cerrar la prisión de la base militar de Guantánamo, en Cuba, ya que consideró que tanto ésta como las técnicas empleadas en los interrogatorios a los presuntos terroristas, entre ellas el ahogamiento simulado o 'waterboarding', "han minado la seguridad" de Estados Unidos.

Según Obama, el resultado "está claro, en lugar de mantenernos más seguros, la prisión en Guantánamo ha debilitado la seguridad nacional estadounidense", porque anima a una mayor unión de "nuestros enemigos" al tiempo que "la disposición de nuestros aliados a trabajar con nosotros para combatir al enemigo".

"El coste de mantenerlo abierto excede con mucho las complicaciones que implica cerrarlo", subrayó, haciendo hincapié en que el centro de detención se convirtió "en el símbolo que ayudó a Al Qaeda a reclutar terroristas" en todo el mundo, seguramente, añadió, muchos más de los detenidos en la prisión.

Asimismo, durante su discurso en los Archivos Nacionales, en Washington, reiteró su rechazo a las técnicas de interrogatorio severas empleadas por la anterior Administración, incluido el 'waterboarding'. "Rechazo categóricamente la afirmación de que estas son el medio más efectivo de interrogatorio", afirmó, incidiendo en que "minan el imperio de la ley".

Estas técnicas, prosiguió, afectan a la imagen de Estados Unidos en el mundo, "sirven como herramienta de reclutamiento para los terroristas y aumentan la voluntad de nuestros enemigos de luchar contra nosotros". "En resumen, no avanzan en nuestra guerra y esfuerzos antiterroristas, sino que los minan, y por eso les puse fin de una vez por todas", explicó.

Así las cosas, quiso dejar claro que no se pondrá en libertad a ningún detenido de Guantánamo que pueda plantear una amenaza para la seguridad en Estados Unidos. "Intentaremos trasladar a algunos detenidos al mismo tipo de instalaciones en las que tenemos recluidos a todo tipo de criminales peligrosos y violentos dentro de nuestras fronteras, es decir, en prisiones de alta seguridad", precisó.

CINCO TIPOS DE INTERNOS

Durante su intervención, Obama enumeró cinco tipos de detenidos que se encuentran actualmente en la prisión de Guantánamo. En primer lugar, dijo, "cuando sea posible, juzgaremos a aquellos que han violado las leyes estadounidenses en tribunales federales".

La segunda categoría "implica a detenidos que violaron las leyes de la guerra y que es mejor que les juzguen las comisiones militares", prosiguió. En este sentido, aclaró que se introducirán reformas al sistema fijado por la anterior Administración y al que él mismo se opuso cuando era senador. "En lugar de utilizar las defectuosas comisiones militares de los últimos siete años, mi Administración creará comisiones acordes con el imperio de la ley", precisó.

En tercer lugar figuran los detenidos a los que los tribunales ha ordenado que se ponga en libertad. En este punto, incidió en que "esto no tiene nada que ver con mi decisión de cerrar Guantánamo, sino con el imperio de la ley".

El cuarto tipo de reclusos son aquellos que "hemos determinado que pueden ser transferidos con seguridad a otro país". En este sentido, precisó que ya se ha determinado que hay 50 detenidos aptos para su traslado y "mi Administración está discutiendo con varios países para su traslado a su territorio para su detención y rehabilitación".

Por último, "queda la cuestión de los detenidos en Guantánamo que no pueden ser juzgados aún y que plantean un claro peligro para los estadounidenses". "Esta es la cuestión más dura a la que nos enfrentamos", admitió, asegurando que su Administración "agotará cualquier opción que tengamos para juzgar a aquellos que estén en Guantánamo y que planteen un peligro para nuestro país".