Obama pide a la UE que acoja a presos de Guantánamo y que acepte la adhesión de Turquía

Presenta a los 27 una lista de peticiones para reparar las relaciones transatlánticas, pero choca con el veto de Sarkozy sobre Turquía

PRAGA, 5 (del enviado especial de EUROPA PRESS, Juan Sanhermelando)

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió hoy a los líderes europeos que acojan en sus países a presos de Guantánamo para ayudar a su administración a cerrar este centro de detención en 2010 y que acepten la adhesión de Turquía a la Unión Europea para enviar una señal positiva a los países musulmanes.

Durante su discurso inicial en la cumbre que celebró con los Veintisiete, el presidente norteamericano presentó a los líderes europeos una completa lista de lo que la nueva administración espera de la UE durante los próximos años. Además de las cuestiones de Guantánamo y Turquía, Obama reclamó a la UE que haga más para entrenar al Ejército afgano, que mantenga la presión sobre Irán para que renuncie a su programa nuclear y que establezca una relación constructiva con Rusia.

Pero el intento de reparar las relaciones transatlánticas tras los ocho años de desencuentros de la administración George W. Bush chocó ya con el veto del presidente francés, Nicolas Sarkozy, a la adhesión de Turquía y con la falta de consenso y las reticencias de los 27 a la hora de acoger a los presos de Guantánamo.

"Aprecio el alto grado de apoyo de Europa a mi decisión de cerrar el centro de detención de Guantánamo", dijo Obama a los líderes europeos. Y reiteró su compromiso de clausurarlo en 2010. "Cumplir mi objetivo sería mucho más fácil si los Estados miembros de la UE trabajan con mi equipo para aceptar a algunos detenidos", resaltó.

En este sentido, el presidente estadounidense afirmó que es "urgente" que la UE adopte una posición común "apoyando el derecho de los Estados miembros de aceptar detenidos si así lo deciden". Los ministros del Interior de la UE debatirán de esta cuestión este lunes en Luxemburgo.

El primer ministro checo, Mirek Topolánek, cuyo país ocupa la presidencia de turno de la UE, explicó en la rueda de prensa final de la cumbre que los líderes europeos no pudieron dar una respuesta clara a la solicitud de Obama porque todavía no existe una posición común europea sobre esta cuestión. Y dejó claro que República Checa no quiere acoger a ningún preso. Hasta ahora, sólo algunos países han hecho pública su disposición a aceptar presos de Guantánamo, entre ellos España, Francia o Portugal.

TURQUÍA, DECISIÓN EUROPEA

Obama dijo a los jefes de Estado y de Gobierno comunitarios que la UE y EEUU deben trabajar juntos para combatir las "fuerzas de la división" que en los últimos años "han retratado los intereses de los musulmanes como contrarios a los de Europa y Estados Unidos".

"La UE y EEUU debemos ver a los musulmanes como nuestros amigos, vecinos y socios para luchar contra la injusticia, intolerancia y violencia, forjando una relación basada en el respeto mutuo y en los intereses mutuos. Avanzar hacia la adhesión de Turquía a la UE sería una importante señal de vuestro compromiso con esta agenda y garantizaría que podamos seguir anclando firmemente a Turquía en Europa", dijo Obama a los líderes europeos.

Su petición chocó de inmediato con la negativa del presidente francés. "Yo trabajo codo con codo con Barack Obama, pero tratándose de la UE corresponde a los Estados miembros decidir", dijo Sarkozy en una entrevista desde Praga al canal de televisión TF1 al ser preguntado por la solicitud del presidente estadounidense.

"Siempre me he opuesto a la entrada de Turquía y sigo estando en contra", resaltó el presidente francés, que añadió que "la inmensa mayoría de los Estados miembros están en la posición francesa". A su juicio, Turquía "debe seguir siendo un socio privilegiado". Ya en 2004, el entonces presidente francés, Jacques Chirac, reaccionó de forma similar ante una petición idéntica de Bush para que la UE admitiera a Turquía.

AFGANISTÁN Y RUSIA

La lista de deberes que Obama presentó a la UE incluía también una solicitud para aumentar los esfuerzos para formar al Ejército afgano para que pueda asumir la seguridad del país. "Estados Unidos hará su parte, y también la OTAN y la ONU. Vamos a enviar expertos civiles adicionales. La UE puede y debe hacer más también", apuntó. "No hemos elegido la lucha en Afganistán, los terroristas que atacaron Londres, o Nueva York o Madrid se retiraron a refugios seguros en esas regiones. Debemos actuar juntos para evitar que estos ataques ocurran de nuevo y dar a los afganos la posibilidad de construir un futuro de esperanza", indicó.

Respecto a Irán, el presidente estadounidense aseguró estar "sinceramente comprometido a una diplomacia directa y de principios con Irán" lo que "señala un cambio importante en la política de EEUU". Sin embargo, ello no significa que las preocupaciones norteamericanas sobre su programa nuclear o su apoyo al terrorismo hayan disminuido. "Creo que hay que utilizar todos los instrumentos, incluyendo la diplomacia, para empujar a Irán a poner fin a su programa nuclear ilícito. Quiero pedirles que no renuncien a que Irán cumpla sus obligaciones internacionales", dijo a los Veintisiete.

Obama indicó también que "es esencial que la UE y EEUU trabajen juntos para construir una reacción constructiva con Rusia" porque se trata de un "actor importante" en muchas cuestiones como la energía, la lucha contra el terrorismo y la no proliferación. No obstante, pidió a los Veintisiete que sean "francos" cuando estén en desacuerdo con Moscú.

En este sentido, reiteró que EEUU mantendrá su apoyo a la soberanía de Georgia y a su integridad territorial y no reconocerá "ninguna esfera de influencia". Y aplaudió la decisión de la UE de reforzar su relación con sus vecinos del este a través de la Asociación Oriental.

Finalmente, Obama dijo que su administración está comprometida con el éxito en los Balcanes. "Hemos hecho progresos pero queda mucho por hacer (...). No podemos permitir que los logros que hemos obtenido trabajando duramente se pierdan", insistió. Y destacó que ofrecer una perspectiva europea a los países de la región es la mejor manera de ayudarles a realizar "reformas difíciles".

CAMBIO CLIMÁTICO

Durante su encuentro con los líderes europeos, Obama admitió que "durante demasiado tiempo" su país no se ha tomado "en serio" el problema del cambio climático y confirmó el cambio de política de su administración respecto a la anterior de Bush anunciando que Estados Unidos asumirá un papel de liderazgo en la lucha contra el calentamiento global, un rol que hasta ahora había reivindicado la UE. "Hoy expreso mi compromiso ante ustedes de que Estados Unidos será un socio activo en el proceso de Copenhague y más allá", dijo Obama a los 27 refiriéndose a la cumbre que a finales de año tratará de cerrar un acuerdo internacional de lucha contra el cambio climático.

Obama expresó a los líderes europeos su deseo de "dejar atrás los falsos debates del pasado, cuando algunos se preocupaban de que una Europa fuerte socavaría el vínculo transatlántico". "Desde mi punto de vista no hay una vieja Europa o una nueva Europa, sino sólo una Europa unida. Creo en una UE fuerte porque será un socio más fuerte", resaltó.